Vista panorámica
Medina del Campo. Villa histórica, monumental, escultórica y paisajística
Villa de las Ferias

Correo electrónico
Música de la página

Nos encontramos en: "Personajes Ilustres"
ALEJANDRO FERNÁNDEZ DE ARAOZ Y DE LA DEVESA

Alejandro Fernández de Araoz y de la Devesa 

Alejandro Fernández de Araoz y de la Devesa, retratado por Ignacio Zuloaga
Alejandro Fernández de Araoz y de la Devesa, retratado por Ignacio Zuloaga

(Medina del Campo (Valladolid), 18 de marzo de 1894-Madrid, 8 de noviembre de 1970) Abogado del Estado, diputado, gobernador del Banco de España y empresario.

Nacido en el seno de una familia burguesa y liberal, su padre, Clemente Fernández de la Devesa (1862- 1942), propietario agrícola, fue una personalidad relevante de la vida económica de Medina del Campo, de la que llegó a ser alcalde (1906-1907) y donde promovió fábricas de sacos y de harinas, dando origen, esta última, a que fundara la Banca de Medina. Casado con Margarita Araoz Alonso, Alejandro fue el segundo hijo de ese matrimonio, que tuvo como fruto tres varones y una mujer.

Formado en el Colegio de los jesuitas de Valladolid, pasó a estudiar Leyes en Madrid. En 1916 obtuvo por oposición la plaza de abogado del Estado, cuya promoción encabezaba José Calvo Sotelo y de la que formaban parte Alfredo Zavala Lafora, su gran amigo, y Jesús Marañón Richi, primo del doctor Marañón.

En las elecciones parlamentarias de 1923 resultó electo diputado liberal-albista por el distrito de Arévalo (Ávila). No obstante, fue su actividad empresarial lo que caracterizó su vida.

En 1933 contrajo matrimonio con Carmen Marañón Moya —primogénita del doctor Marañón— con quien tuvo tres hijos, dos mujeres y un varón. Hombre liberal de actitud e ideas por tradición familiar, congenió bien con Marañón y su entorno.

En 1935 fue designado gobernador del Banco de España, y fue retratado por Ignacio Zuloaga. Sucedió en el cargo a Alfredo Zavala Lafora, quien ocupó la cartera de Hacienda en el gobierno de Lerroux. También aquel año el Banco Español de Crédito le propuso como presidente de la Sociedad General Azucarera de España (1935-1970), una de las tres principales empresas del sector. Bajo su presidencia, Azucarera superó la crítica situación que atravesaba, consiguiendo con el paso de los años su consolidación y la consideración de un valor prestigiado en Bolsa.

A finales de 1936, Alejandro y Carmen, acompañados de sus dos hijas, se reunieron en París con el matrimonio Marañón. Allí permanecieron hasta finales de marzo de 1937, cuando regresaron a San Sebastian, donde retomó todos sus cargos profesionales y empresariales. En la práctica, inspiró y dirigió la vida económica del doctor Marañón, debiéndose a él que Espasa Calpe se convirtiera en la editora de toda su obra médica y literaria. Junto a Carmen, su mujer, recuperó y acondicionó el Cigarral de Menores toledano, propiedad de su suegro. Éste, a su regreso del exilio, se lo agradeció con la dedicatoria impresa de su célebre obra Antonio Pérez (1947), “en recuerdo a la reconstrucción del Cigarral de Menores”.

Como administrador general de Almacenes Generales de Papel, filial de Papelera Española, en los años de la autarquía económica de la posguerra, fomentó el intercambio comercial con los países escandinavos.

En reconocimiento a esta labor, los gobiernos de Suecia y Noruega le condecoraron con las reales órdenes de Vasa (1956) y St. Olaf (1958), respectivamente.

_______________________________________________________________________Subir al inicio Subir al inicio



Esta pagina está en constante actualización, diseñada para visualizar en 800 x 600 y superior, mantenida por Juan Antonio del Sol Hernández - MEDINA DEL CAMPO, -- Última modificación: 2002-2020
Todo el contenido de esta Web está incluido con el único y sano fin de tratar de divulgar y dar a conocer lo más posible la historia de Medina del Campo, Villa de las Ferias. Si en alguna de las páginas que contiene esta Web hay algún material que no debería estar incluido por disponer de derechos de autor, rogaría me lo comunicasen e inmediatamente sería retirado.