NAZARENO DE LAS ANGUSTIAS

Ntro. P. Jesús Nazareno (Francisco Rincón, atribución siglo XVI)
Ntro. P. Jesús Nazareno (Francisco Rincón, atribución siglo XVI)

Jesús Nazareno
Ntro. P. Jesús Nazareno (Francisco Rincón, atribución siglo XVI)

De los tres retablos que decoran la cabecera de la capilla de las Angustias en la Colegiata de San Antolín, preside el correspondiente al lado del Evangelio una imagen de Jesús Nazareno que merece ocupar un lugar destacado en el desarrollo de la escultura procesional castellana.

La mejor prueba del impacto que hubo de causar en la zona nos proporciona el documentos suscrito, en 1607, entre la cofradía de la Vera Cruz de Nava del Rey y Juan de Muniategui para realizar una figura de Cristo con la Cruz a cuestas. Las condiciones del contrato especifican claramente el modelo a utilizar: "que la dicha figura ha de ser del alto y proporción forma y modelo que el que tiene la cofradía de las Angustias de la villa de Medina del Campo questa en su capilla y encarnado de forma y manera que dicha figura de las Angustias". Hasta tal punto se pretendía una copia fiel que también se detalla que habrían de imitarse los complementos: andas para llevar en la procesión de disciplina y dos cruces, "una pequeña para estar en el arco y la otra grande para salir a la procesión". La noticia es del mayor interés ya que, a falta de otra documentación, aporta una cronología relativa para el Nazareno de Medina del Campo.

Jesús Nazareno
Ntro. P. Jesús Nazareno (Francisco Rincón, atribución siglo XVI)

Poco sabemos acerca de los pasos castellanos del siglo XVI, pero, incluso en centros tan importantes como Valladolid, las descripciones de comienzos de la centuria siguiente hablan todavía del uno de conjuntos compuestos por figuras de pequeño tamaño realizadas en papelón. No cabe duda que la situación cambia al hablar de imágenes aisladas, precisamente las de mayor devoción, que casi siempre fueron de madera policromada y, a partir de la segunda mitad del siglo XVI, van adquiriendo cada vez mayor tamaño. Aquí radica uno de los aspectos más interesantes de esta obra pues es, dentro de su iconografía, uno de los más antiguos de los conservados con la madera como material y de dimensiones superiores al natural.

Jesús Nazareno
Ntro. P. Jesús Nazareno (Francisco Rincón, atribución siglo XVI)

Otro aspecto a resaltar es que sea una imagen diseñada para vestir, aunque el cuerpo esté tallado completo. Frente a la versión con rodilla en tierra, Cristo es representado de pie, pero ofreciendo un gesto dubitativo al estar a punto de caer vencido por el peso de la Cruz. Esta impresión sería difícilmente alcanzable si bajo la túnica solo hubiera un simple bastidor. Por otro lado, el movimiento de la tela sobre las andas aumenta la sensación de realismo que tantas veces se ha resaltado en la escultura barroca procesional, y éste es uno de los más antiguos ejemplos conservados en Castilla. El giro de la cabeza hacia el espectador pertenece a una versión del Nazareno, muy extendida tras la Contrarreforma en la que se invita al creyente a compartir la Cruz. Con la misma finalidad, la espalda está totalmente acabada mostrando, a través de la policromía, las huellas del látigo. Sin duda, la túnica original sería abierta para ejemplo de los cofrades de disciplina.

Varias posibilidades se han apuntado a la hora de buscar el posible autos de esta obra. Una, muy aceptada hasta hace no muchos años, proponía a Melchor de la Peña, escultor vecino de Medina del Campo con el que se contrata en 1629 un paso d Despojo y un Nazareno para la cofradía de la Misericordia. La calidad de dicho artista es muy inferior a la que muestra el Nazareno de las Angustias y el error solo parece explicable por una confesión con el encargo para otra hermandad de la villa.

La copia para Nava del Rey ha introducido el nombre de Muniategui pero, como señala Martín González, su actividad era el ensamblaje de retablos e incluso hay que dudar que a él se deba el Nazareno de Nava pese a lo que dice el documento; sobre todo si tenemos en cuenta que en diversas ocasiones subencargó escultura a otros maestros.

Jesús Nazareno
Ntro. P. Jesús Nazareno (Francisco Rincón, atribución siglo XVI)

Una tercera hipótesis, a nuestro juicio más que probable, es la propuesta por Urrea Fernández quien indica que bajo los repintes se encuentra un original de Francisco Rincón. El parecido en el rostro y en la voluminosa corona de espinas con otras imágenes de Cristo del mismo autor es evidente. A modo de ejemplo, puede bastar la composición con el Crucificado de las Descalzas Reales de Valladolid. La constancia documental del trabajo de Rincón en otros oficios en Medina del Campo, es un argumento más para asignar el Nazareno de las Angustias al mismo escultor al que se reconoce el mérito de haber creado el primer gran paso con figura en madera policromada.

Bibliografía

Martín González, 1959, pp. 127 y 131. García Chico, 1961, p. 68. Moraleja Pinilla, 1971, p. 478. Urrea Fernández, 1987, p. 7. Martín González, 1988, 1992, p. 171, y 1993, p. 11. Andrés Ordax, 1993.

Última restauración: 16-01-07 - Restauradora Concha Bengoechea. Importe 10.998 euros

Traslado del Nazareno de la Cruz - Semana Santa... por RadioSeminario