Vista panorámica
Villa histórica, monumental, escultórica y paisajística
Villa de las Ferias

Correo electrónico
Música de la página

Nos encontramos en: "Nava del Rey"  
NAVA DEL REY

PATRIMONIO MONUMENTAL DE CASTILLA Y LEÓN
TIERRA DE PINARES
Localidad: NAVA DEL REY
Vista panorámica de Nava del Rey
Vista panorámica de Nava del Rey

MENÚ DE CONTENIDO


NAVA DEL REY

Nace durante las repoblaciones cristianas del siglo XII como Nava de Medina.
Ubicación de Nava del Rey

Ubicación de Nava del Rey

La vitivinicultura y la industria textil han sido su razón de ser. En 1560, Felipe II (previo pago de casi 10.000 maravedíes por vecino) le exime de jurisdicción medinense, intitulándose desde entonces Nava del Rey. A partir de aquí, el desarrollo será constante y los sucesivos monarcas le concederán no pocos privilegios. Durante la Primera República cambió su regio nombre por el de "Nava de la Libertad". en 1877, con el apellido monárquico recuperado, Alfonso XII, tras una visita, le otorga el título de Ciudad. Fue cabeza de Partido Judicial y hoy supera los dos

mil habitantes.

ARTE

Parroquia de los Santos Juanes.

El templo parroquial es el resultado de diversas intervenciones que van desde comienzos del s. XVI hasta el s. XVIII. La parte más antigua del edificio se corresponde con la cabecera y las capillas laterales. Fundadas por Juan Gil y Pedro González así como lo que hoy se conoce como antesacristía. Esta parte gótico-tardía hay que atribuirla a algunos maestros del primer tercio del s. XVI, entre ellos Juan Campero. De esta época es la ornamentación de medias bolas hispano-flamencas y los pináculos que se aprecian en los contrafuertes de la cabecera.
Iglesia parroquial de los Santos Juanes de Nava del Rey

Iglesia parroquial de los Santos Juanes de Nava del Rey

A mediados del sigo XVI se decide proseguir la construcción y tras un largo pleito entre Pedro de Lanestosa y Rodrigo Gil de Hontañón se le encomienda a éste en 1560 la continuación de las obras, quien dará a la iglesia la forma característica que hoy tiene.

La planta del Templo presenta tres naves a la misma altura de cinco tramos y una gran planta de salón rectangular. La cabecera es poligonal y está flanqueada por pilares adornados hasta la mitad con rosetas de sesgo goticista.

Hontañón y sus aparejadores (Juan de Casares y Rodrigo de Chartudi) serán los encargados de acabar la obra, siendo Felipe de la Cajiga quien hará los cerramientos en las bóvedas al estilo clasicista o romano distanciándose de los planteamientos goticistas de Gil de Hontañón, ya muerto. La construcción se da por finalizada en los primeros años del siglo XVII.

El 6 de abril de 1663 se cayó la torre hundiendo con ella la parte posterior de la Iglesia así como el coro, archivo y órgano existentes. Se reconstruye la parte caída y en 1702 Juan de Revilla acaba la torre que actualmente vemos.

Retablo Central
Retablo central de la iglesia parroquial de los Santos Juanes de Nava del Rey

Retablo central de la iglesia parroquial de los Santos Juanes de Nava del Rey

La construcción del retablo central de esta parroquia se otorgó a Francisco Velázquez en 1611 bajo dos condiciones: realizarlo bajo las trazas de Francisco de Mora, arquitecto de su Majestad, y que la escultura la realizará Gregorio Fernández. En 1623 se encomienda la pintura del retablo a Francisco Martínez, quien logra un excelente policromado.

El retablo consta de dos cuerpos y ático que se adaptan a la forma poligonal de la capilla mayor. El sistema de distribución de los cuerpos es el de alternar relieves en las calles y estatuas dentro de las hornacinas de las entrecalles.

En el banco se disponen los cuatro evangelistas: Santiago, San Pedro, San Pablo y San Andrés. Aparecen también dos relieves: el Bautismo de Cristo en el Jordán y la predicación de Juan en el desierto.

En el segundo cuerpo lleva en el centro a los Santos Juanes, titulares de la parroquia. En los nichos se sitúan: San Agustín, San Gregorio, San Jerónimo y San Ambrosio, con dos altorelieves inspirados en la Apocalipsis: la visión del Señor rodeado de siete candelabros, la mujer y el dragón.

En el ático encontramos en la parte central el Calvario, en los nichos laterales San Francisco y Santo Domingo, contemplando el conjunto las imágenes de San Miguel y San Rafael así como dos figuras representando las Virtudes. En la parte más alta del retablo aparece la figura del Padre Eterno con la bola del mundo en la mano.

En el retablo, su escultura es de las obras más importantes de Gregorio Fernández. La presencia de obras de taller y la intervención de colaboradores no aminora la presencia del gran artista castellano, pues todo parece diseñado por él mismo.

Llanto sobre Cristo Muerto
Llanto sobre Cristo Muerto. Grupo escultórico parroquia de los Santos Juanes de Nava del Rey

Llanto sobre Cristo Muerto. Grupo escultórico parroquia de los Santos Juanes de Nava del Rey

Representación habitual del descendimiento en el que el cuerpo sin vida de Jesucristo aparece flanqueado por siete personajes, que de izquierda a derecha se pueden indicar: María Cleofás, María Salomé, Nicomodo y, en posición arrodillada, María Magdalena. En el suelo destaca la aparición de una calavera, que hace referencia al Monte Calvario, a la vez que símbolo de la muerte del cuerpo humano.

El grupo escultórico presenta semejanzas notables con otro proveniente de la Iglesia Parroquial de San Pablo de la Moraleja. Las similitudes estilísticas permiten hablar de un solo autor, anónimo, que se viene en llamar Maestro de San Pablo de la Moraleja. Posiblemente se trate de un autor de origen germano-flamenco cuya identidad no ha sido posible determinar. Sin embargo a pesar de las semejanzas entre ambos grupos escultóricos, este de Nava presenta algunos rasgos que parece indicar una evolución en la forma de hacer del artista. El tratamiento de la figura de Cristo ya está influido por la nueva estética renacentista; la anatomía adquiere mayor vigor y han desaparecido en buena medida las curvaturas de los miembros.

Es difícil precisar quien realizó el encargo y cuál sería su destino. El grupo escultórico se puede fechar hacia 1510. Este se encuentra flanqueado por dos pequeñas tallas de los donantes. La que aparece rezando tras un reclinatorio presenta las mismas características de estilo que el relieve y corresponde a un mismo momento sin embargo la otra figura es más tardía y debió de realizarse a la vez que el retablo que sirve de ensamblaje al grupo escultórico y que aparece decorado en su totalidad por motivos renacentistas.

Coro
Coro de la iglesia parroquial de los Santos Juanes de Nava del Rey

Coro de la iglesia parroquial de los Santos Juanes de Nava del Rey

Parte fundamental de la Iglesia lo constituye la sillería del coro, de 48 unidades de madera de nogal, profusamente decoradas con motivos vegetales. Fue construida en 1702 por Pedro de la Gamboa. Dentro de la monumentalidad del templo este espacio resalta como un lugar para la contemplación y el recogimiento.

El fasciltol es una muestra del buen hacer de los artistas. Los soportes del mismo en forma de cabeza de águila dan una fuerza expresiva a la proclamación de la Palabra hecha en él. En el fasciltol podemos observar dos cantorales de pie del siglo XVII, de los varios que hay en la parroquia.

En el lateral del coro se encuentra el órgano del siglo XVIII que lleva la firma de Antonio Pérez, importante organero. Es uno de los mejores de la provincia al ser de los pocos que presenta doble teclado. El cargo de organista produjo un importante número de legajos de composiciones musicales, muchas de las cuales todavía se conservan.

La Sacristía Nueva
Sacristía Nueva de la iglesia parroquial de los Santos Juanes de Nava del Rey

Sacristía Nueva de la iglesia parroquial de los Santos Juanes de Nava del Rey

Fue construida entre los años 1726 y 1733 bajo la dirección n un primer momento de Alberto Churriguera a quien se debe el planteamiento y las trazas generales así como la elección de la cantera de la que se habría de extraer la piedra, en Cantalpino (Salamanca). A partir de 1730, por divergencias en los honorarios de Churriguera, la obra la continuó un aparejador suyo, Ignacio Arnaz, que hará los cerramientos y la exuberante decoración vegetal de los techos.

La sacristía es un salón rectangular, perfectamente proporcionado en donde hay que destacar el abundante mobiliario: la cajonería (48 unidades), mesa de nogal con tablero de pizarra, dos arcas de cofradías, espejos del siglo XVII, altar relicario, diversos cuadros de pintura y tallas del siglo XVI y XVII. Es de destacar la exuberante decoración vegetal de las paredes y techos que otorgan al recinto un aire de grandiosidad. La sacristía consta de un espacio adyacente conocido como sala capitular donde destacan tres grandes armarios empotrados y un espléndido lavabo de piedra. Todos ello hace de este espacio una de las mejores sacristías de Castilla.

Retablos
Capilla fundada por Juan Gil. Mediados del siglo XVI. Iglesia parroquial de los Santos Juanes de Nava del Rey

Capilla fundada por Juan Gil. Mediados del siglo XVI. Iglesia parroquial de los Santos Juanes de Nava del Rey

Retablo-relicario, s. XVIII, ubicado a la izquierda del altar mayor. Constituye un buen exponente de lo que fue la veneración de las reliquias de los santos.

Nuestra Señora de la Asunción, en la capilla de Juan Gil, en la parte izquierda. Es un retablo renacentista de mediados del s. XVI con importantes pinturas de tabla que representan escenas de la infancia del Señor. Tanto las pinturas como las tallas del retablo son de importante valor destacando la imagen de Ntra. Sra. de la Asunción con clara influencia de la escultura de Juan de Juni.

En la capilla resalta las pechinas aconchadas y los nichos funerarios de la familia Gil. Las techumbres, con excesivas nervaduras y ampliamente decoradas, nos hablan de un gótico decadente propio del s. XVI.

En esta capilla se encuentra el sepulcro de Hno. Antonio a quien el pueblo de Nava del Rey guarda piadoso recuerdo debido a su gran testimonio de caridad.

Retablos barrocos de San José y San Roque, s. XVIII, situados uno enfrente de del otro y que son absolutamente iguales.

En la parte derecha de la Iglesia y al final se encuentra un retablo barroco s. XVIII, que guarda la urna de Cristo Yacente. Tanto el Cristo como la urna que lo contiene son de gran importancia artística. La imagen articulada de Cristo nos habla de la presencia de los terciarios franciscanos quienes a través de la Cofradía de la Misericordia rendían culto y veneración al cuerpo muerto del Señor, especialmente el día del Viernes Santo.

A lo largo del Templo se encuentran importantes tallas de escultura pertenecientes a los siglos XV - XVIII. Las más importantes de ellas se encuentran recogidas en la Capilla Museo del Descendimiento.

Entre ellas destacamos:

  • Cristo de Trabancos, s. XIV-XV.
  • Virgen de Belén, s. XV.
  • San Miguel, de Alejandro Carnicero, s. XVIII.
  • Varias obras atribuidas a Luis Salvador Carmona, escultor del s. XVIII natural de Nava del Rey.

Iglesia Penitencial de la Vera Cruz

Sencilla construcción de mediados del siglo XVII, en cuyo interior se conservan gran parte de los "pasos" de la Semana Santa navarresa. La mayoría de las tallas siguen los modelos vallisoletanos de Gregorio Fernández, que el Ecce Homo o la Oración del Huerto, ambos del siglo XVII. También destaca la importante talla de Jesús Nazareno, atribuida a Francisco Rincón.

Convento de las Madres Capuchinas

Edificado a caballo entre los siglos XVIII y XIX, en los terrenos de la antigua ermita de San Sebastián. En el interior sobresale la imaginería del navarrés Luis Salvador Carmona, con dos de sus mejores tallas: La Divina Pastora y el Cristo del Perdón.

Ermita Ntra. Sra. de la Concepción

Sobre el pico Zarcero -una pequeña elevación a un kilometro del casco urbano- se levanta el edificio de la Patrona de Nava del Rey. La fábrica data de mediados del siglo XVI, con reformas barrocas en el camerín situado en la cabecera, y también en el coro y la hospedería que se levantan a los pies. La talla de la titular del templo es una imagen de vestir del siglo XVII.

ARQUITECTURA CIVIL

La parte más antigua del casco urbano está jalonada con las casas nobiliarias de las pudientes familias de los siglos XVIII y XIX. Responden a una tipología muy frecuente en todo el sur de la provincia de Valladolid: zócalos de sillería y muros de ladrillo llagado, con blasones y labores de forja en rejas y balcones. En la Plaza Mayor destaca la fachada en piedra del Ayuntamiento, trazado por Ignacio Arnaz en el siglo XVIII.

FIESTAS

Iluminación  espectacularmente en las calles de Nava del Rey con teas o pegotes y hogueras de pino

El trayecto se ilumina espectacularmente con teas o pegotes y hogueras de pino.

Santa Águeda: 5 de febrero, procesión, bailes y música tradicional

San Isidro:15 de mayo, procesión.

La Función: Último domingo de mayo, romería en la ermita.

Los Novillos:del 6 al 10 de septiembre, encierros, capeas, juegos autóctonos, verbenas... El día 8, en la plaza de toros, fuente de vino.

Virgen de los Pegotes: el 30 de noviembre la Virgen desciende desde su ermita hasta la parroquia. El 8 de diciembre la imagen hace el camino inverso en una carroza tirada por mulas, aclamada con incesantes vítores; el trayecto se ilumina espectacularmente con teas o pegotes y hogueras de pino.

SEMANA SANTA

Cristo Crucificado, segunda mitad del siglo XVIII, anónimo.

Cristo Crucificado, segunda mitad del siglo XVIII, anónimo.

Ecce Homo atribuido a Francisco Alonso de los Ríos, segunda mitad ssglo XVII

Ecce Homo atribuido a Francisco Alonso de los Ríos, segunda mitad ssglo XVII

El origen de la Semana Santa de Nava del Rey nos traslada a la mitad del siglo XVI, cuando se constata cierta actividad de una cofradía titulada de "La Vera Cruz". El desarrollo social y económico de esta primera penitencial será progresivo durante el Siglo de Oro, quedando patente su supremacía en el mecenazgo de varios pasos, retablos y dos edificios propios: la ermita de la Cruz y el Humilladero de la Nuestra Señora de la Soledad, ambos de mediados del siglo XVII.

El elenco de penitenciales históricas se completa con el Ecce Homo, la Bendita Columna y la Misericordia. A ellas cabe sumar el fervor inusitado por los actos pasionistas de la Venerable Orden Tercera de San Francisco, que realizará representaciones teatralizadas de la Pasión desde el siglo XVIII hasta bien entrado en siglo XX.
Jesús Nazareno, Rincón?, 1607

Jesús Nazareno, Rincón?, 1607.

La Semana Santa de Nava del Rey es deudora plenamente de la de Valladolid, tanto en el diseño de sus pasos como en el desarrollo y fervor. La reacción religiosa de la posguerra provocará un renacer "cofradiero". Así, a mediados del siglo XX, cofradías de nueva fundación tomarán las tallas de las penitenciales históricas para hacerlas suyas, sentando las bases de la actual Semana de Pasión.

Teniendo en cuenta la demografía actual, 2,200 habitantes, es significativa la pervivencia de siete cofradías y diez pasos, reseñando la conservación de otras cinco imágenes, como el Cristo del Perdón (convento Sagrados Corazones. Luis Salvador Carmona. 1756) o el Llanto sobre el Cristo Muerto (parroquia Santos Juanes. Maestro de San Pablo de la Moraleja. Hacia 1510), que hoy son hermandad desfilaron en tiempos no muy pretéritos.

La calidad del arte religioso que desfila hoy por las calles de la Ciudad, constata la importancia capital de la Semana Santa de Nava del Rey.

VINOS Y DULCES

Los caldos navarreses se acogen a la Denominación de Origen Rueda, especializada en la elaboración de vinos blancos. La "Bodega Álvarez y Díez", nacida hace cuatro generaciones, elabora dos marcas destacadas: "Mantel Dorado" y "Mantel Blanco".

Ya en el siglo XIX eran conocidos "unos exquisitos mantecados que se exportan para Valladolid y la Corte". Mantienen aquella exquisitez varios obradores familiares que fabrican dulces de todo tipo, especialmente los "morenitos" y "Pelusas".

EL TONELERO

El rintintin del martillo colocando aros puede ser escuchado acompasadamente en Nava del Rey. Viejo y sabio oficio el que convertirá al vino en buen vino. Los nietos de Benito "El Tonelero"· continúan la labor iniciada allá por el año 1941, fabricando toneles y barricas.

TELÉFONOS DE INTERÉS

  • Ayuntamiento, Plaza Mayor, 1 Teléfonos: 983 850 111 y 983 850 484
  • Oficina de Turismo, Plaza Mayor, 1 Teléfonos: 983 850 111 y 983 850 484
  • Iglesia de los Santos Juanes: Teléfono: 983 850 447
  • Convento Madres Capuchinas: 983 850 189
_______________________________________________________________Subir al inicio Subir al inicio


Esta pagina está en constante actualización, diseñada para visualizar en 800 x 600 y superior, mantenida por Juan Antonio del Sol Hernández - MEDINA DEL CAMPO, -- Última modificación: 2002-2019
Todo el contenido de esta Web está incluido con el único y sano fin de tratar de divulgar y dar a conocer lo más posible la historia de Medina del Campo, Villa de las Ferias. Si en alguna de las páginas que contiene esta Web hay algún material que no debería estar incluido por disponer de derechos de autor, rogaría me lo comunicasen e inmediatamente sería retirado.