Vista panorámica
Villa histórica, monumental, escultórica y paisajística
Villa de las Ferias

Correo electrónico
Música de la página

Vd. se encuentra en: - Guía Turistica de Segovia Guía Turística de Segovia  
GUÍA TURISTICA DE SEGOVIA

Vista panorámica de Segovia con su Acueducto
Acueducto de Segovia
España-Castilla y León
Escudo de Segovia
Castilla y León-Segovia

Escudo Castilla y León TURISMO CULTURAL

Guía Turística de Segovia
Ciudad Patrimonio de la Humanidad
Plano de Segovia (documento pdf)


MENÚ DE CONTENIDO


_______________________________________________________________Subir al inicio Subir al inicio

LA CIUDAD

La imagen poética compara a Segovia (54.012 habitantes) con un navío de piedra anclado en el mar de mieses de Castilla.

Emplazada en una elevada piedra caliza que domina la gran llanura cerealista en derredor, se tienen noticias de Segovia desde el año 192 a. C., cuando un

Plaza de Medina del Campo

cuerpo de ejercito romano derrotó a sus moradores celtíberos, Más de dos mil años de existencia y crecimiento le han convertido en una de las ciudades de mayor monumentalidad y pintoresquismo de España, declarada por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad en 1985 y conocida en todo el mundo por su estampa de barco cuya proa es el Alcázar, palo mayor en la torre catedralicia y timón en el Acueducto, pero a lo que hay que añadir más de cuarenta templos románicos, decenas de casas-fortaleza y palacios renacentistas y, sobre todo, una ambientación inigualable para callejear sin prisa por donde el tiempo, más que discurrir, se instaló cómodamente en el siglo XVI. En la actualidad conserva ese carácter de tranquila capital de provincia, cuya población está mayoritariamente dedicada al sector servicios y dentro de él al ingente número de visitantes que la visitan y disfrutan cada año.

La Plaza de Medina del Campo, un rincón pleno de belleza y armonía, cobija dos notables monumentos.

El Torreón de los Lozoya, un edificio de llamativa magnificencia, y la iglesia de San Martín.

Su Plaza Mayor es el centro vital del recinto amurallado. A la izquierda se alza, soberbia, la Catedral.

segovia
Ciudades reinventadas

“En la visión que el viajero se forma de Segovia, rebullen en caos magnífico todos los monumentos de la ciudad. La mente se llena de palacios, capillas, arcos, capiteles, rejas, ventanas, torres, retablos… La imaginación,  deslumbrada, en horas de recuerdo va de una maravilla a otra. No podemos poner pronto orden y sosiego en la admiración”. Azorín

Un alto Acueducto romano que cruza las viejas calles medievales, un Alcázar que recuerda a los castillos centroeuropeos, iglesias románicas de atractivo espiritual, la ubicación entre el verdor de la sierra y la parda llanura. Todo en la ciudad castellana es peculiar e inconfundible. 

En diciembre de 1985, la UNESCO incluyó a la antigua ciudad de Segovia y su acueducto romano en el listado de Ciudades Patrimonio por la belleza de su enclave, de su entorno, de sus edificios, arboledas y calles. Sin embargo, la ciudad va más allá de lo físico, pues el elemento humano, el que la ha creado y que ha sido parte de ella, no se ve y, sin embargo, es la esencia misma de la ciudad. Segovia es así porque desde ella Alfonso X estudiaba el firmamento, porque Quevedo se inspiró en sus espacios y sus gentes para escribir el Buscón don Pablos, porque en esta ciudad fue proclamada Reina de Castilla Isabel I, la Católica, y porque aquí se guarda el primer libro impreso en España, “el Sinodal de Aguilafuente”.

A Segovia la han hecho los místicos Juan de la Cruz y Teresa de Jesús, y los valientes guerreros Juan Bravo, el Comunero, o Día Sanz y Fernán García conquistadores de Madrid a los moros. Pero también a Segovia la han dado forma y sentido la palabra de María Zambrano, los paseos, tertulias y clases de Antonio Machado en el Instituto, Gómez de la Serna desvelando “El secreto del Acueducto” y Louis Proust investigando en el Real Laboratorio de Química a la sombra del Alcázar.

La ciudad fue próspera por su comercio internacional de lana y su potente industria textil, que procuró durante siglos un bienestar a los segovianos, que se refleja en la arquitectura de la ciudad y, sobre todo, en los Archivos que celosamente guardan el pasado escrito.

Las calles y las plazas de la ciudad se convierten varias veces al año en escenario de actividades artísticas. Durante la Semana Santa, el interior de los templos ofrece a los melómanos la ocasión de disfrutar de los conciertos de la Semana de Música Sacra y en primavera, Titirimundi llena los espacios de títeres y marionetas ávidos de contar historias imposibles, llenas de magia e imaginación.

También, patios de palacios, fachadas notables y rincones incomparables sirven de escenario a las numerosas jornadas del Festival Internacional en el que se puede disfrutar de la Semana de Música de Cámara, del Festival Joven y del Festival abierto de  Música y Danza.

_______________________________________________________________Subir al inicio Subir al inicio

SERVICIOS PÚBLICOS

Comisaría de Policía: Ezequiel González, 22. Tlfn.: 921425161. Urgencias, Tlfn.: 091

Policía Local: Cuartel: Guadarrama, 26. Tlfn.:921431212

Protección Civil: Tlfn.: 921433232

Guardia Civil: Tlfn.: 921426363 Urgencias Tlfn.: 062

_______________________________________________________________Subir al inicio Subir al inicio

SERVICIOS SANITARIOS

Hospital General de Segovia: Crta. de Ávila, s/nº. Tlfn.: 921419100
ospital Policlínico San Agustín: San Agustín, 13. Tlfn.: 921419272
Hospital Nuestra Sra. de la Misericordia: Doctor Velasco, 21-23. Tlfn.: 921460115-460112
Cruz Roja: Emergencias, Tlfn.: 921460000 Consultas: Tlfn.: 921430100

Ambulancias Segovianas: Tlfn.: 921430028-425810
Sau Ambulancias: Tlfn.: 921443440
Ambulancias Sanz García. Tlfn.: 921435507

_______________________________________________________________Subir al inicio Subir al inicio

BOMBEROS

Parque de Bomberos. Tlfn.: 921422222

_______________________________________________________________Subir al inicio Subir al inicio

INFORMACIÓN LOCAL

Gobierno Civil: Plaza Seminario, 1. Tlfn.: 921462079
A
yuntamiento : Oficinas Municipales. Pl. de la Tierra, s/nº. Tlfn.: 921419800
Diputación: Felipe Espino, 1. Tlfn.: 923293100
Diputación Provincial: San Agustín, 23. Tlfn.: 921462020
Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León: Pl. de la Merced, 12. Tlfn.: 921417320
C
olegio Universitario de Segovia: Trinidad, 2. Tlfn.: 921463132
Punto de Información y Documentación Juvenil: Plaza Azoguejo, 1. Tlfn.: 921462908
UNED: Plaza Comenares, 1. Tlfn.: 921463192

_______________________________________________________________Subir al inicio Subir al inicio

INFORMACIÓN TURÍSTICA

Oficina de Turismo de la Junta de Castilla y León: Plaza Mayor, 10. Tlfn.: 921460334
Oficina del Patronato Provincial de Turismo. Plaza del Azoguejo, 1. Tlfn.: 921462906-462914
Centro de Información de Turismo Rural:
Tlfn.: 902/921203030
Oficina Municipal de Información al Consumidor: Marqués del Arco, 22.Tlfn.: 921460546
Asociación de Guías Oficiales de Segovia: Tlfn.: 921462906-462914
Tive. Paseo de Carmelitas, 83. Tlfn.: 923267731

_______________________________________________________________Subir al inicio Subir al inicio

CORREOS Y TELÉGRAFOS

Correos: Plaza del Doctor Laguna, 5. Tlfn.: 921431611

Telégrafos: Tlfn.: 923262000
Avda. Portugal, 75-77 Tlfn.: 923220391
_______________________________________________________________Subir al inicio Subir al inicio

TELÉFONOS

Locutorio Público: Plaza de los Huertos, 1. Tlfn.: 921460150
Información: Tlfn.: 003
Telegramas por teléfono: 921422000
_______________________________________________________________Subir al inicio Subir al inicio

ALQUILER DE AUTOMÓVILES

Avis. José Zorrilla, 123. Telfn.: 92422584
Europcar: Sietepicos, 10. Tlfn.: 921434170
Hertz: Vía Roma,4. Tlfn.: 921440381

_______________________________________________________________Subir al inicio Subir al inicio

TAXIS

Radio Taxi: Tlfn.: 92445000
Tele Taxi: Tlfn.: 92440440
_______________________________________________________________Subir al inicio Subir al inicio

GRÚAS PARA AUTOMÓVILES

ADA: Tlfn.: 92424172
Grúas Bermejo : Tlfn.: 921444632
Grúas Segovia : Tlfn.: 921427411
Osnam. Tlfn.: 921434170-908914121
Tejadilla. Tlfn.: 921430438 - 908914606
_______________________________________________________________Subir al inicio Subir al inicio

APARCAMIENTOS

Fernández Ladreda: Avda.Fernández Ladreda, s/nº. Tlfn.: 921443409
Parque Estación Autobuses:Paseo Ezequiel González.
Arribas Ayuso: Carretas, 21. Tlfn.: 921461555
FCC Medio Ambiente: Somosierra, 16. Tlfn.: 921434835
_______________________________________________________________Subir al inicio Subir al inicio

TRANSPORTES

Ferrocarril: Obispo Quesada, s/nº. Información Tlfn.: 921420774
Autobuses (interurbanos). Estación de Autobuses, Plaza Estación de Autobuses, s/nº.
Autobús Urbano. Plaza Mayor, 8.. Tlfn.: 921460329
_______________________________________________________________Subir al inicio Subir al inicio

ARTE Y CULTURA

MONUMENTOS

1 - Acueducto. El extraordinario acueducto, obra maestra de la ingeniería romana, fue construido a mediados del siglo I d. C., época de los emperadores Domiciano o Trajano para aprovisionar de agua a un relevante enclave militar romano (ocupado hoy por el Alcázar) trayéndola de la sierra. Se considera una de las muestras más destacadas del arte romano en España, obra del arquitecto Cayo Julio Lacer, que construyó en la misma época el puente de Alcántara. Sin embargo, algunos de sus arcaísmos constructivos han llevado a algunos expertos a datarlo en el periodo de la Roma republicana. El agua procede de la sierra de Guadarrama, a unos 15 km de Segovia, donde se recoge en un arca sedimentadora. Desde allí parte un canal subterraneo de más de 14 Kms que desemboca en un puente con unas arquerías monumentales, que alcanzan una longitud de 818 m y una altura máxima de casi 30 m. La obra está compuesta por 163 arcos de una luz de unos 4,5 m, repartidos en cinco tramos, de los que el segundo y el tercero fueron reconstruidos a finales del siglo XV y en el siglo XIX. El canal superior descansa sobre dos arquerías superpuestas que salvan el desnivel del terreno por medio de 44 arcos en el nivel inferior y 116 en el superior. El conjunto, edificado con grandes sillares de granito berroqueño sentados a hueso, está sustentado por grandes pilares de planta rectangular. De este modo se consigue una visión frontal muy esbelta, aumentada gracias al escalonamiento en altura. En el punto más alto, los pies derechos que sostienen la arquería inferior adquieren un volumen troncopiramidal, interrumpido por líneas de imposta de modulación sencilla. Sobre los cuatro arcos centrales de la serie inferior corre un sotabanco donde figuraba una inscripción conmemorativa, actualmente desaparecida. En los frentes superiores del pilar central, un poco más anchos que el resto, se abren dos nichos rectangulares para estatuaria. El estado actual del conocido como Puente del Diablo, auténtico emblema de Segovia, es preocupante, por lo que se están tomando las medidas oportunas para evitar que la erosión, los impactos recibidos, la contaminación... se conviertan en factores irreversibles que lleven a su arruinamiento...

_______________________________________________________________Subir al inicio Subir al inicio

31-10-16 - El hallazgo de un sestercio cambia la edad del acueducto de Segovia.

Un estudio sitúa la construcción del monumento a partir del año 112 y no en 98, como se creía hasta ahora.

El Ayuntamiento cambia la fecha en los folletos turísticos.

El hallazgo de un sestercio cambia la edad del acueducto de Segovia
El hallazgo de un sestercio cambia la edad del acueducto de Segovia

Uno de los monumentos más emblemáticos de España es más joven de lo que se pensaba. Nuevos estudios arqueológicos sitúan la fecha de construcción del Acueducto de Segovia a comienzos del siglo II de nuestra era, a partir de los años 112 y 116. La datación tradicional de este Patrimonio Mundial se remonataba al siglo I, hacia el año 98. El área de Turismo del Ayuntamiento de Segovia ya ha encargado una nueva tirada de folletos turísticos con la nueva fecha.

Los investigadores concluyen que la edificación de las monumentales arcadas se produjo o bien al final del gobierno de Trajano, o bien, con una probabilidad más elevada, más tarde, en el gobierno de Adriano.

Se trata de una época de gran esplendor de la Segovia romana, generalizada en la parte occidental del Imperio. Tras las grandes conquistas de Trajano en la Dacia y Mesopotamia, el dinamismo del sistema económico y las reformas militares de Adriano, que estabilizaron las fronteras imperiales, llevaron a una gran efervescencia en todos los órdenes en las provincias. Durante su mandato y el de Antonino Pío, en el siglo II, se desarrollaron grandes obras públicas.

En el reciente encuentro Ciudades Romanas del valle del Duero, celebrado enSegovia durante el mes de octubre, se han presentado los nuevos datos, por el equipo conformado por el director del Museo de Segovia, Santiago Martínez Caballero; el profesor de la UNED Víctor Manuel Cabañero Martín, junto con el arqueólogo del Servicio de Cultura de la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León, Luciano Municio, y los arqueólogos segovianos Clara Martín García y José Miguel Labrador Vielva.

El estudio se fundamenta en el análisis de los materiales procedentes de la excavación efectuada en 1998 por el arqueólogo Germán Prieto Vázquez, en tres pilares de la obra romana en la Plaza del Azoguejo de Segovia, donde se erige el monumento con su máximo esplendor, con su doble piso de arcadas oarcuationes y sus 29 metros de altura.

La evaluación de los materiales, en conjunto con los contextos arqueológicos documentados en la excavación, realizada con gran solvencia metodológica, según ha afirmado Martínez Caballero, han permitido detectar que el relleno de las fosas de fundación de estas pilas incluyen materiales cerámicos (terra sigilata hispánica), cuya fabricación en talleres riojanos de Trittium (Tricio) alcanza el primer tercio del siglo II, materiales entre los cuales también se incluye un sestercio de Trajano emitido entre 112 y 116, durante el sexto consulado del emperador. Estos materiales fueron recuperados por Prieto Vázquez en los estratos de cierre de esas fosas en el momento de construcción de la obra, donde se detectó un ingente volumen de restos de la talla del granito, del tallado de los sillares a pie de obra, según se iban elevando pilares y arcadas. Por tanto, del momento de construcción. Datos que señalan que esas fosas solo pudieron cerrarse tras el 112-116, asevera el director del Museo de Segovia.

Martínez Caballero analizó los restos arqueológicos y revisó la documentación existente junto con Cabañero Martín y Prieto Vázquez, quienes concretaron la nueva fecha. Gráficamente, Luciano Municio explica que no existe más remedio que reinterpretar la edad y la historia del Acueducto aunque se cambian pocos años: "Nos colocamos en los primeros decenios del siglo II, pero cambiamos de emperador, ya no toca Trajano". Por su parte, la concejala de Patrimonio y Turismo del Ayuntamiento de Segovia, Claudia de Santos, subraya que "hay que ajustar la información ajustada a la realidad científica en el ámbito turístico".

El director del Museo de Segovia e investigador sostiene que, con anterioridad, se había asentado en los estudios académicos la propuesta de que el Acueducto había sido inaugurado casi veinte años antes, en 98 d.C., desde la hipótesis de lectura que realizó el historiador y epigrafista de la Universidad de Heidelberg,Geza Alföldy, en los años noventa del siglo pasado, basándose en la inscripción que se colocó en el sotabanco, situado entre los dos pisos de arcadas, en la parte más monumental de la construcción.

De ella solo quedan los agujeros realizados en los sillares de granito donde iban encajados los pernos que se fijaban en el reverso de las grandes letras de bronce dorado (letterae inauratae) que componían la inscripción, letras perdidas por completo, aunque quedaban algunas todavía en el siglo XVI.

Para Martínez Caballero, este epigrafista, de gran prestigio, había planteado una hipótesis de un texto que proponía una dedicatoria a Trajano en el año 98 d.C., durante su segundo consulado, realizada por los magistrados locales por la reconstrucción (restituerunt) del Acueducto. Dato que llevaba a especular sobre una construcción original de la obra en época precedente, manifestando algunos investigadores una preferencia por los emperadores de la dinastía de los Flavios, en especial Vespasiano o Domiciano, entre 69 y 98 d.C., aunque sin datos contrastados.

Según los expertos, la intervención de Prieto Vázquez también demostró que el Acueducto monumental que tal y como ahora se contempla en Segovia no supone una restauración de obra precedente, en tanto que las arcadas se elevaron, tal como hoy se presentan, en un mismo momento, excavando una gran trinchera longitudinal en la cual, a su vez, se excavaron las fosas de cimentación de las pilas finales, a gran profundidad, debido a la existencia de un blando sustrato rocoso, de arcillas margas y calizas. Las pilas de las arcadas precedentes no tuvieron que erigirse sobre fosas, en tanto que el sustrato rocoso es de gneis y granitos, sobre cuyos afloramientos se colocaron directamente las pilas.

Igualmente los análisis de la documentación epigráfica de época romana de Segovia apuntan ahora a la consideración, según el Profesor Juan Santos Yanguas, de la Universidad del País Vasco, de que Segovia tenía ya el rango de municipio de derecho latino en época de Tiberio (14-37 d.C.), algo que tampoco encaja con la propuesta de reconstrucción de la inscripción monumental de Alföldy, en la que propuso un texto en la que se contendría una titulatura oficial del municipio de Segovia aludiendo a una categoría municipal de época Flavia.

MALA SALUD DE HIERRO

La concejala de Patrimonio y Turismo del Ayuntamiento de Segovia, independiente en las listas del PSOE, clamaba por la formación de Gobierno, para que pudieran ponerse en marcha ayudas a la restauración como el 1,5% Cultural, que depende de los ministerios de Cultura y Fomento. Aunque reconoce que le quita más el sueño que se cristalice la recuperación de algunas zonas de la muralla medieval, De Santos aspira a poder llevar a cabo cuanto antes la intervención en las 49 pilas iniciales de la parte visible del monumento —restaurada por los Reyes Católicos, después de su destrucción en la conquista de Segovia por los musulmanes, en el siglo XI—, ya que también es obra hidráulica, aunque oculta, de unos 16 kilómetros, la conducción desde la captación del agua, a los pies de la Sierra del Guadarrama, y la distribución por la ciudad antigua, hasta el Alcázar. Aunque opina que puede resultar frívolo, De Santos dice sobre el estado del Acueducto que se trata de un enfermo crónico, con mala salud de hierro. Mientras el ingeniero de Minas Fernando Pedrazuela sostiene en su tesis doctoral que hay sillares de granito en mal estado y que el Acueducto necesita cuidados intensivos de manera continua, lamentando que se siga registrando tráfico en el entorno, el arqueólogo Luciano Municio explica que se trata del monumento segoviano más cuidado de la provincia y que no hay argumentos ni pruebas técnicas objetivas que puedan llevar a la conclusión de un hipotético problema. La convivencia entre el monumento y el urbanismo en el futuro Plan especial de Áreas Históricas pondrá luz verde a la aplicación de un plan de gestión del monumento que, para De Santos, será un documento eficaz para protocolizar la relación entre las diferentes administraciones. En la última restauración completa, que concluyó en el año 2000, la Junta de Castilla y León invirtió 932,3 millones de pesetas de entonces —unas 40.000 pesetas por sillar—, de los que 300 millones fueron aportados por la Fundación Caja Madrid.

2 - Casa de los Picos. Toma su nombre de la decoración con piedras cortadas en punta de diamante que embellecen su renacentista fachada. Sobre la puerta, culminada en arco redondeado con grandes dovelas, está el escudo de armas de La Hoz. En el interior se pueden observar un destacado zaguán y el patio.

Pedro López de Ayala, el Canciller, autor de las crónicas referentes a las guerras civiles, fue dueño de esta noble y famosa casa, renacentista (s. XVI), situada en la calle Juan Bravo y frente al mirador de la Canaleja. Aquí se alojaron durante muchos siglos los reyes con motivo de su estancia en la ciudad.

3 - Alhóndiga. La Alhóndiga, ubicada en la calle homónima, es un edificio gótico industrial erigido durante el reinado de los Reyes Católicos (s. XV) como almacén municipal de cereales, de donde recibe su nombre -árabe en su procedencia-. La noble fachada está adornada con esgrafiado típicamente segoviano y en la isabelina portada están reflejados los escudos de la ciudad (uno a cada lado) bajo alfiz. Presenta cubierta a cuatro aguas.

Hoy se ha transformado en Archivo Municipal y Sala de Exposiciones.

4 - Torreón de Lozoya. Una planta rectangular y su arco de entrada de medio punto caracterizan a esta sólida edificación del siglo XV, que forma parte de un conjunto palacial con patios posteriores de clave renacentista.

5 - Iglesia de San Martín. Es, sin dudarlo, el templo románico (del s. XI, aunque con añadidos posteriores) más bello de todos cuantos, pertenecientes a dicho estilo, reúne la ciudad de Segovia. Este auténtico tesoro preside la plaza de Medina del Campo o de las Sirenas. Desde su atrio, a modo de mirador, se contempla una hermosa vista de la singular Calle Real. Es un gran volumen rectangular, de tres naves y con ábsides semicirculares. Aparece porticada por tres de sus lados, en los que se suceden las columnas pareadas y los estilizados arcos de medio punto; sus preciosos capiteles están adornados con motivos simbólicos, geométricos e historiados. La torre, del románico-mudéjar, aparece levantada sobre la nave central, sirviéndole como remate un chapitel del XVII. Un grupo de cuatro grandes esculturas, como representación de los profetas, adorna la portada principal. La figura de San Martín dando su bendición a los fieles se halla en la pared del ábside que mira a la plazoleta. El interior, espacioso, presenta una distribución propia de la arquitectura árabe y se cubre con un artesonado de madera con decoración de la misma tendencia morisca. Llaman la atención: en el crucero, la cúpula nervada sobre trompas; o las pilastras y columnas que se alternan en la delimitación de las naves.

En la capilla de las Herrerías, que hizo construir Gonzalo de Herrera en el XV, se halla el panteón de la familia. Merece señalarse el retablo mayor (únicamente pictórico) diseñado por José Vallejo Vivanzo y ensamblado por Juan de Prado, el Mozo. En este espacio se ha instalado un pequeño museo parroquial de escultura y pintura, aunque también se exponen delicada indumentaria religiosa y relicarios. Tienen cabida brillantes realizaciones artísticas: dos trípticos, uno hispano-flamenco, la Crucifixión, del s. XV, y otro, sorprendente, con apiñados relieves del Camino del Calvario; el trabajo escultórico de la Virgen con Santa Ana y el Niño, la talla de la Virgen Rubia, también del mismo siglo; o las imágenes de San Juan Bautista (obra de Pedro de Bolduque) y de San Francisco de Asís, esculpido por Pedro de Mena, ambas del XVI.

6 - Cárcel Real. Dando frente a la plaza de San Martín -llamada, también, de Medina del Campo o de Juan Bravo-, se dispone, solitaria, la otrora Cárcel Real o Cárcel Vieja, que desempeñó tal función hasta el año 1933; uno de los que la padecieron fue, en 1577, el escritor Lope de Vega, sobresaliente dramaturgo. Se trata de una construcción de tres plantas, levantada en granito de color gris procedente del Guadarrama. Existe constancia de su presencia ya en el Renacimiento. Pasó por diversas reformas y transformaciones en la etapa barroca. Las ventanas que se abren en sus muros continúan enrejadas. Dentro, acoge un patio, además de la portada y partes del templo románico de San Medel.

En la actualidad es la sede de la Biblioteca Pública.

7 - Iglesia de San Sebastián. San Sebastián, en la entrañable plaza "tocaya", fue parroquia del gremio de los monederos (fabricantes de moneda); estaba cerca de la casa (ceca) donde se labraba aquélla. De fábrica románica, presume de interesante torre, singular fachada decorada con arquivoltas peraltadas y excelente ábside. El barroco domina su interior.

8 - Casa de los Marqueses de Moya. Haciendo esquina con las calles San Agustín y San Juan, sale al encuentro la casa de los Marqueses de Moya, excelente edificio del s. XV segoviano. Lo más sobresaliente es el extraordinariamente bello ajimez (ventana arqueada, dividida en el centro por una columa) del patio.

9 - Iglesia de San Juan de los Caballeros. (Museo Zuloaga). La construcción se remota al siglo XI, y que adquirida a finales del XIX por el artista Daniel Zuloaga -que instaló su taller- cuando amenazaba ruina.

10- Torreón de Árias Dábila. Esta torre del S.XV está decorada con esgrafiados geométricos y coronada por un castillete sobre un elegante balcón almenado con blasones. Perteneció a la prepotente familia medieval de los Arias Dávila con destacados miembros guerreros y obispos. Una pequeña calle anexa con este nombre tiene bellos palacios góticos, y al final de ella, se encuentra la Plaza de San Martín con El Monumento a Juan Bravo y la Propia Iglesia de San Martín.

11- Iglesia de San Miguel. Un hecho histórico aconteció en el atrio de la iglesia de San Miguel: la proclamación -clave para el futuro de España- de Isabel I como reina de Castilla por la nobleza y la ciudad de Segovia el día 13 de diciembre de 1474, usurpando el trono a Juana la Beltraneja a tenor de las leyes vigentes en aquel momento.

El templo, de época visigoda y estilo gótico severo, sufrió un durísimo revés: en 1532 se desploma, reinagurándose en 1558. En la etapa del románico abarcaba casi la totalidad de la plaza Mayor; actualmente, cierra por un lateral este espacio público y deja enfrente al Ayuntamiento. La torre aparece coronada por un chapitel de pizarra. En la portada figuran tres relieves, de traza románica, ocupando lugar preferente el de San Miguel hiriendo con lanza al dragón, además de vestigios de la primitiva iglesia.

Consta de una sola y espaciosa nave, de apariencia renacentista, con bóveda nervada del gótico. En la capilla de los Cáceres de Sauquillo resaltan los sepulcros del regidor Diego de Rueda y María de Cáceres, su mujer, y el del médico segoviano Andrés Laguna, sabio renacentista, autor de un extraordinario tratado de medicina y farmacología, de gran trascendencia posterior. De José Vallejo Vivanco es el retablo mayor, de 1665, presidido por una imagen del santo titular. No hay que dejar de visitar la capilla barroca de la Cofradía de la Pasión.

Catedral de Segovia
Catedral de Segovia

12- Catedral. El actual templo ("la dama de las catedrales"), imponente mole gótico-tardía (de 50 m de ancho, 105 m de largo y 33 m de alto en la nave mayor) realizada, gracias a la entusiasta colaboración vecinal, entre los años 1525 y 1577 en la zona más alta de Segovia, sustituye a la vieja catedral gótica, último edificio gótico levantado en España, destruida por un incendio durante la rebelión de los comuneros (Guerra de las Comunidades) y cuyo solar está hoy ocupado hoy por los jardines del Alcázar.

El arquitecto Juan Gil de Hontañón fue el encargado del diseño y dirección de obra, sucediéndole en esta última función García de Cubillas, quien se rodeó de un buen equipo: Rodrigo (hijo del primero), Alonso Martín y Francisco Vázquez. Inaugurada ya el día de la Ascensión de 1588, la consagración no le llegó, sin embargo, hasta el año 1768.

Cuenta con tres naves (más alta la central), crucero, ábside semicircular con girola, alrededor de la cual se disponen varias de las 18 capillas existentes en esta catedral.

Exteriormente, enseña decorativa temática, distintiva del gótico, en ventanales, gárgolas, cúpula, etc. La fachada principal, a occidente, se distingue por su sencillez y elegancia. Encima de la puerta del Perdón, está presente una exquisita imagen de la Inmaculada, esculpida por Juan Guas. En el lado de la Epístola, se yergue, libre, la torre, que antaño culminaba en aguja de caoba revestida con plomo dorado; un rayo se cebó en ella (año 1614); la oportuna restauración vino de la mano de Mugaguren (responsable, igualmente, de la bóveda del crucero), quien la rebajó unos 12 m, rematándola con casco semiesférico. Al sur se orienta la sencilla fachada de San Geroteo (primer obispo de Segovia), buena y bella composición situada junto al Barrio Judío. El normal ingreso al templo catedralicio se efectúa por la cara norte, que mira a la plaza; aquí se encuentra la puerta de San Frutos, trabajada en piedra granítica por Pedro de Brizuela siguiendo criterios del clasicismo escurialense (inicios del s. XVII). Particularmente hermoso es el armónico ábside, auténtica sinfonía en piedra, de la que asoman los salientes (contrafuertes) de sus capillas, pináculos propios del gótico florido y otros detalles ornamentales.

El grandioso interior, de planta de cruz latina, tiene tres naves, delimitadas por poderosas columnas que sirven de sostén a bóvedas estrelladas. Sobre el crucero se eleva la cúpula. Las valiosas vidrieras de los ventanales escenifican momentos de la vida de Cristo; son obra de artistas flamencos y castellanos (ss. XVI y XVII).

En la capilla Mayor, creación de 1563, aparece un meritorio retablo mayor del Sabatini, hecho por encargo de Carlos III. Lo preside una muy hermosa imagen, entronizada, de la Virgen de la Paz, regalo del rey Enrique IV a la capital segoviana. Las rejas que rodean este espacio son autoría del vasco Antonio de Elorza (1736). El púlpito, proveniente del otrora convento de San Francisco de Cuéllar, es una composición italiana del XVII en la que se utilizaron mármoles de varios colores. El coro, ubicado en la nave central, entre las capillas de Santiago y San Andrés, pertenecía a la vieja catedral; su sillería, gótico-flamígera, es una maravilla. El escudo de Enrique IV figura en el sillón arzobispal. La rejería y el facistol se deben a Elorza y Vasco de la Zarza, respectivamente.

Una urna de plata con las reliquias de San Frutos, patrono de Segovia, ocupa el centro del neoclásico trascoro, diseñado por Ventura Rodríguez para la capilla del Real Sitio de Riofrío, acabando en este lugar por disposición del monarca Carlos III.

Un detenido recorrido (que comienza en la puerta de San Frutos y se continúa por la girola, a la izquierda) por las dieciocho capillas permitirá comprobar su impresionante calidad artística:

-La capilla de San Antón, junto al presbiterio, guarda un impresionante retablo, con cuatro columnas salomónicas, atribuido a Juan de Ferreras, en cuyo centro aparece la imagen del titular; y el sepulcro del obispo Antonio Idiáguez Manrique, asignado a Andrés de Monasterio (1700). La rejería es del vasco Elorza.

-La capilla de San José muestra un relieve, de gran tamaño, representando a San Juan Bautista.

-La capilla de la Virgen del Rosario, con notable lienzo de esta Virgen, obra de Bayeu (1789), responsable, también, de los frescos que decoran sus paredes.

-La capilla de San Antonio de Padua, en la que ocupa lugar privilegiado un retablo de estilo barroco.

-La capilla de San Frutos, con las tallas del santo patrón, Santa Engracia y San Valentín.

-Capilla de San Geroteo. En este espacio barroco (1770), posible por el mecenazgo del obispo Juan Martín Descalzo, se acogen las imágenes del titular, San Vicente Ferrer y San Juan Bautista, todas ellas de Manuel Aldeba. Su rejería es renacentista.

-Capilla de San Ildefonso. Reúne dos pinturas flamencas del XVII y el relieve de la Imposición de la casulla a San Ildefenso.

-Capilla de San Pedro. Contiene un soberbio retablo neoclásico, dorado, de Pedro de Bolduque (1585).

-Capilla del Sacramento. Está enfrente de la de San Antón, en el presbiterio. Construida por Rodrigo Gil de Hontañón en 1562, destaca por su amplitud, interesante portada clásica y hermosa bóveda estrellada. Aloja una de las más valoradas joyas catedralicias: el Cristo de la Agonía (imagen del Señor en la cruz, en cuyo rostro se concentra todo el dramatismo del momento), obra de Manuel Pereira en el XVII, encuadrado por un retablo de cerámica realizado por Daniel Zuloaga.

-Capilla del Sagrario o de los Ayala. Al igual que la inmediata del Sacramento, es de generosísimas proporciones, hasta el punto de semejar un templo dentro de la catedral. Enseña cúpula de fábrica barroca y churrigueresco retablo mayor, culminado por una estatua de San Fernando, así como el panteón de los canónigos Ayala-Berganza.

-Tras pasar la Puerta de San Geroteo, la capilla del Cristo del Consuelo facilita el ingreso en el claustro. Una bella reja plateresca delimita el recinto. Aquí fue instalada una de las portadas (obra de Juan Guas) supervivientes de la vieja catedral. Bajo arco apuntado, el conjunto de la Piedad, trabajado por Sebastián de Almonacid. El escudo de los Reyes Católicos se observa en un arco conopial. Enterramientos de los obispos Diego de Covarrubias y Raimundo Losana, de Juan Guas.

-La capilla de Santiago fue pertenencia de Santiago Gutiérez de Cuéllar, comendador de la Orden de Santiago. Tiene un valioso retablo de Pedro de Bolduque (1591), con meritorios lienzos de Alfonso de Herrera.

-En la capilla de Santa Bárbara se conserva, dentro, una pila bautismal cedida a la antigua catedral por el rey Enrique IV. Excelente es la talla barroca de la Virgen, patrona de la Artillería.

-Capilla del Sepulcro de Cristo. Expone, en una urna colocada sobre el altar, un impactante Cristo yacente, de Gregorio Fernández.

-Por la capilla de San Blas, a los pies del templo, se ingresa en la torre. La cerca una rejería del XVI. Posee un estupendo retablo barroco.

-Capilla de la Concepción. Ubicada frente a la de San Blas, fue comprada, para panteón familiar, por el almirante Pedro de Contreras Miñano. Cuenta con una verja de madera de caoba traída de Cuba. Mantiene un grupo de buenos lienzos, sobresaliendo el de Ignacio de Ríes, epígono de Zurbarán. Notable es la talla de Concepción, debida a Antonio de Herrera (1621).

-Capilla de San Gregorio. Contiene un estimable retablo churrigueresco, seguramente de Juan de Ferreras.

-Capilla de Cosme y Damián. Exhibe una pieza de Gregorio Fernández, la Inmaculada, además de imágenes de estos santos mártires.

-Capilla de San Andrés. Da cabida a uno de los más logrados retablos barrocos del complejo catedralicio. Diseñado en 1622 por Juan de Brizuela, la ejecución corrió por cuenta de Juan de Alcegui; la imaginería la ponen Juan de Imberto y Felipe de Aragón.

-Capilla del Santo Entierro o de la Piedad, junto a la Puerta de San Frutos. Está cerrada por una plateresca rejería de fray Francisco de Salamanca. Luce un impresionante tríptico sobre el Descendimiento, del que es autor Ambrosius Benson, y, dándole cara, el retablo de la Piedad, magistral creación de Juan de Juni, en la que aparecen las expresivas figuras de la Virgen, San Juan, María Salomé o Nicodemo contemplando el cuerpo sin vida de Cristo. Las figuras de Longinos y el Centurión -aprisionadas por columnas-, a los lados, y el remate en medallón con el Padre Eterno completan el retablo.

Dando cara a la Puerta de San Frutos, una espléndida portada, de Juan Guas, perteneciente a la catedral vieja y traída aquí en 1558, permite el acceso al claustro gótico (ocaso del s. XV), construcción cuadrada de 1470 en la que se abren cuatro bellos ventanales calados. Despierta admiración su diminuto y encantador jardín con pozo.

Por el claustro se accede al Museo Diocesano, que dispone de unos impagables fondos en orfebrería de los ss. XV al XVIII, pintura, tapices, esculturas, vestimenta religiosa, manuscritos, incunables, etc. En pintura: el Tríptico de la Virgen con el Niño (del Maestro de la Santa Sangre), obras de Van Eyck, Pedro Berruguete (Misa de San Gregorio, entre otras), Morales, etc. En escultura descuellan: una Virgen con el Niño (s. XIII) y un Pantocrátor (s. XIV); en orfebrería, caliz gótico de don Beltrán de la Cueva; carroza triunfal y custodia de plata del Corpus, obra de Rafael González; extraordinarios tapices flamencos de la escuela de Rubens (s. XVII), en la Sala Capitular (con artesonado mudéjar y un Cristo renacentista). En el Archivo Catedralicio, figura el Sinodal de Aguilafuerte (1472), incunable, uno de los primeros frutos de la imprenta en España.

13-Puerta de San Andrés (Arco del Socorro). Era uno de los siete accesos mediante arcos de ladrillo al antiguo barrio judío de la ciudad, que llegó a contar con cinco sinagogas.

14-Iglesia de San Andrés. Románico templo, fechado en el s. XII y acomodado en la preciosa plaza de la Merced. Tiene una espléndida y airosa torre mudéjar, de ladrillo, coronada por un chapitel de pizarra, y dos ábsides. En el interior, alterado por la presencia del barroco, descuellan pinturas sobre lienzo de Alonso de Herrera, yeserías, la Piedad de José Rates (1671) y dos obras de Gregorio Fernández: la imagen de El Salvador y un altorrelieve, El prendimiento de San Andrés.

15- Casa del Sol. Museo de Segovia. Edificio erigido en los lienzos de la muralla, de sencilla fachada e interesante zaguán y patio, fue el matadero de reses y ahora alberga las salas del Museo provincial.

16-Alcázar. El Alcázar se cita con este nombre ya en los documentos del siglo XII. Por entonces debia de ser una sencilla torre provista de una muralla y defendida por un foso. Sus excepcionales condiciones para la defensa, así como el auge de la ciudad, y la predilección de la casa de trastámara por Segovia le dieron su carácter de sede regia e hicieron de él un palacio oriental.

De Alfonso X el Sabio queda la hermosa leyenda del rayo que Dios envió para castigar la soberbia del rey que se creía más inteligente que su Salvador. Y también los restos de estilo protogótico. Estos , junto con las ventanas y capiteles románticos, descubiertos a raíz del incendio de 1862, son los más antiguos, hoy por hoy, visibles en el Alcázar.

Con la casa de Trastámara, el Alcázar se convirtió en un palacio de magnificencia oriental. Catalina de Lancaster ordena labrar la sala de la galera , decorada con dorada techumbre. Juan II levanta la espléndida torre provista de altos garitones, un centro de cultura donde la música la poesía son señoras absolutas.

Enrique IV, el que tanto amara a Segovia, decora en 1452, siendo todavía principe , pero la época de Enrique IV fue turbulenta y caótica. Al acabar con este estado de cosas vino Isabel la Católica, que tanto debe a Segovia, y a quien tan mal correspondió. El día 13 de Diciembre de 1474 salía del Alcázar el cortejo que conducía a Carlos V, quien no sintió atracción por la fortaleza, por el contrario Felipe II la renovó y restauró profundamente. Él ordenó cubrirla con pizarra, alcanzando el exótico y pintoresco aspecto con que no es dado contemplarla. También sustituyo el patio gótico por el actual herreriano y, aunque restauro las techumbres árabes, el alcázar tomó un aspecto más gris y serio. La seriedad y la melancolía se adueñaron de aquellas estancias donde ya no resuena la música cortesana sino el lamento del prisionero.

El Alcázar, "un castillo de verdad, el más parecido del mundo a un castillo de mentira soñado por un niño" en palabras del escritor y político Dionisio Ridruejo (1912-1975), se asienta sobre una roca que presencia, desde su posición de dominio, el encuentro de los ríos Eresma y Clamores. Se tiene constancia de que ya era una realidad en el s. XII, pero no parece descabellado afirmar que haya habido emplazamientos anteriores.

En un principio fue fortaleza, dada la ventajosa situación estratégica. Pero en el s. XV cobra relevancia con los Trastámara, al pasar a ser tanto el Alcázar como la ciudad de Segovia el centro de la Corte.

La ornamentación exterior coincide con la restauración que se efectuó por orden de Felipe II. Dentro, merece la pena detenerse a contemplar varias salas, en las que los estilos son variados: románico, gótico, mudéjar y renacentista.

El 6 de marzo de 1862 el fuego se lleva artesonados, cuadros, muebles..., convirtiendo al Alcazar en una ruina. La reconstrucción dio comienzo en 1882, durante el reinado de Alfonso XII, terminándose los primeros trabajos en 1896; su destino fue entonces el de acoger el Archivo General Militar, función que en parte continúa ejerciendo.

El Patronato del Alcázar es una fundación de 1951, ocupada y preocupada desde entonces en dar continuidad a la labor de restauración, mantenimiento y adecuación interior.

Llaman la atención la pequeña torre de Alfonso X el Sabio (no visitable), desde la que este rey observaba y estudiaba el firmamento, al igual que la torre de Juan II, rematada por una docena de torrecillas, con 80 m de altura y 40 m de foso, que protegía la zona más debilitada del Alcázar. Esta última construcción, provista de terraza superior a la que se llega tras subir 156 escalones, hizo las veces de prisión, alojando a importantes miembros de la nobleza: Alvaro de Luna, el marqués de Ayamonte, los condes de Monteleón y Villamar, etc.

El patio de armas es de tiempos de Felipe II y está construido en granito gris. En este lugar se exponen los bustos de dicho monarca y su padre, Carlos I de España y V de Alemania, imitaciones de los realizados por Pompeyo Leoni.

Hay que referirse a las 10 salas que constituyen el museo, junto a la torre de Juan II:

-Sala del Palacio Viejo o de Ajimeces. Es una dependencia noble, con paredes bellamente esgrafiadas y ventanales románicos, partidos en el centro por una pequeña columna. Aloja armaduras propias de los infantes, caballeros y caballos, así como retratos de reyes (Fernando I, Enrique III, Bermudo III...).

-Sala de la Chimenea, pegada a la Sala del Trono o Solio. Se llama así por disponer de una de enormes proporciones. La decoración se basa en la presencia de azulejos en las paredes, muebles oscuros, retratos de algunos Austrias, tapiz flamenco alusivo al casamiento de la Virgen Maria con San José, etc.

-Sala del Trono o Solio, comunicada con la anterior por una puerta embellecida con yeserías de corriente mudéjar. Se creó por orden de Enrique IV en 1456. Contiene esta cuadrada estancia no sólo tronos o solios, sino asimismo una hermosísima cúpula de estilo mudéjar y retratos de los Reyes Católicos realizados por Madrazo y Martínez Montañés.

-Sala de la Galera, paralela a la del Palacio Viejo, de forma rectangular. Es de traza gótica. Se construyó para proporcionar una mayor protección a las estancias reales frente a las acometidas del enemigo efectuadas mediante el empleo de lombardas y demás material bélico. Sus iniciales artesonados (en forma de nave invertida), friso y yeserías fueron pasto de las llamas en 1862. Exhibe vidrieras y obra pictórica del segoviano Carlos Muñoz de Pablos, que aluden a reyes y acontecimientos medievales.

-Sala de las Piñas, con bellísimo artesonado decorado con noventa y dos piñas doradas y mudéjar friso de 1452. Se sitúa en vecindad con la de la Galera.

-Cámara Regia. Es la sexta sala. Se caracteriza por su reducido tamaño y escasa luminosidad. Posee excelentes yeserías decorando la puerta. Alcoba del rey, tiene una cama gótica con varios escudos de Castilla y León.

-Sala de los Reyes. Era y es la más importante de este Alcázar. Se ha convertido en lugar de actos oficiales y recepciones. Recibe el nombre de la colección de las 52 estatuas sedentes y policromadas de reyes de Castilla y León, que aparecen sobre el friso superior. Impacta el artesonado, hermosa composición configurada a partir de casetones hexagonales.

-El Tocador de la Reina, angosta y recogida habitación de carácter íntimo. Este camarín, azulejado, exhibe en la pared frontal una excelente réplica del cuadro La Virgen de los Reyes Católicos. Decoración a base de artesonado, frisos, muebles, tapices, etc.

-La Capilla, novena sala, aparece cubierta por un artesonado mudéjar proveniente del templo de Hurones de Esgueva. Contiene un excelente retablo mayor, de estilo plateresco, con dieciséis pinturas sobre tabla de la escuela castellana, originario del templo parroquial vallisoletano de Viana de Cega; en lugar preferente figura la talla de Santa Bárbara, patrona de los artilleros. Otro retablo, de idéntica escuela aunque de fecha anterior, se halla en el muro del Evangelio. Esta sala cobija, igualmente, el lienzo La Adoración de los Reyes, de Bartolomé Carduccio. En ella se celebraron los oficios religiosos del casamiento de Felipe II con doña Ana de Austria.

-Sala de Armas. Se ingresa a ella por el Patio del Reloj, espacio con buena luminosidad, esgrafiados, escudo imperial y reloj de gran tamaño. Luce armas y armaduras de época medieval o reproducciones (picas, espadas, lanzas... y, en una vitrina, la Ballesta de Carlos V), banderas, etc. Desde aquí se llega a la Cámara del Tesoro, semicircular, en la que se alojan dos cofres renacentistas de caudales y una prensa de acuñar moneda del tiempo de los Borbones.

La maravillosa torre del homenaje presenta chapitel de pizarra.

En este castillo-palacio (Monumento Histórico-Artístico desde 1931) se vivieron relevantes hechos: celebración de Cortes Generales, residencia de Isabel la Católica, bodas de Felipe II. En 1764 Carlos III la dedica a Academia de Artillería.

17-Santuario de la Fuencisla. Dedicado a la patrona de la ciudad, cuya imagen hallada en el siglo XIII custodia el templo que tiene forma de cruz griega inscrita en un cuadrado y se remata con cúpula.

18-Convento de los Carmelitas Descalzos. Fue fundado en 1558 por San Juan de la Cruz, que está enterrado entre sus muros.

19-Iglesia de la Vera Cruz. Se encuentra separada de la ciudad por el río Eresma. Es de planta circular característico de los templarios quienes lo fundaron en el S. XII. Recuerda al Santo Sepulcro de Jerusalén, origen de la Orden del Temple.

20-Fábrica de la Moneda. Edificada a comienzos del siglo XIX, es el mejor exponente del neoclasicismo en la ciudad.

21-Monasterio de Santa María del Parral. Fundado en el ecuador del siglo XV para la orden de los Jerónimos, tiene nada menos que cuatro claustros

22-Casa Museo de Antonio Machado. En 1919 Antonio Machado llegó a Segovia, destinado a la cátedra de Lengua Francesa del Instituto General y Técnico de la ciudad. En ésta residió hasta 1931, alojado en una modesta pensión de la calle de los Desamparados. Primero el piso donde estaba la pensión, la casa entera posteriormente, han sido adquiridos y transformados en museo por la Real Academia de Historia y Arte de San Quirce, centro de estudios locales que tiene su sede en la ciudad del Acueducto. La singularidad de esta casa-museo radica en su autenticidad: los muebles, todos los objetos que se encuentran en la habitación del poeta, son los mismos que supieron de su presencia. Nada se ha añadido, nada se ha suprimido. Aquí están, en el cuarto que le acogió durante casi doce años, la cama, la mesa camilla, la silla, la estufa de petróleo, la palangana, los espejos... que fueron del uso cotidiano de Antonio Machado: ¡Blanca hospedería, /celda de viajero, /con la sombra mía! La austeridad impresionante que encuentran cuantos se acercan a visitar la casa, es la que acompañó al poeta durante sus años segovianos. Por ello cabe afirmar, con palabras de José Montero Padilla, que éste es museo para la emoción.

23-Iglesia de San Esteban. Este gallardo templo románico ocupa un lado de la irregular plaza de San Esteban. Posee una de las mejor resueltas y más elevadas torres de este estilo (53 metros de altura) de la Península Ibérica; la componen seis cuerpos, en cinco de los cuales aparecen ventanales coronados por arco de medio punto. La cuadrada torre ("La Reina de las Torres Bizantinas") es alcanzada, en 1896, por un rayo que la incendia; esta desgraciada circunstancia obliga a proceder a desmontarla y recomponerla de nuevo en los inicios de siglo, añadiéndole, como remate, un agudo chapitel de pizarra, reemplazado luego por otro de cerámica.

Un pórtico circunda dos de los lados de esta iglesia (edificada a base de piedra caliza rosada); es preciso lamentar el hecho de que los capiteles, decorados con temática vegetal, no se encuentran, ni mucho menos, en buen estado de conservación. Resalta particularmente el atrio meridional, en el que se suceden nueve arcos; también es relevante el de la entrada, con adornos en zigzag. El espacio interior, tras ser destruido y rehecho en el s. XVIII, responde al gusto barroco, acogiendo una imagen, algo ingenua, de un bello Crucificado (s. XIII), flanqueado por San Juan y la Virgen.

24-Palacio Episcopal. En el lateral este de la plaza de San Esteban, se extiende el palacio Episcopal, noble edificación plateresca en granito gris, de grandiosas dimensiones, levantada a mitad del s. XVI como morada de la familia patricia de los Salcedo. Sin embargo, en 1755, el obispo Manuel Murillo lo acondiciona para sede episcopal; de entonces es el escudo del prelado expuesto en la puerta y el patio interior, de cuatro crujías. La clásica fachada se distingue por estar exenta de ornato.

Se ha instalado un museo, con los fondos artísticos de la Diócesis: escultura, pintura y orfebrería.

Grabado de David Roberts. Desaparecido postigo del Obispo. Estaba situado junto al antiguo Palacio Episcopal, cerca del Alcázar. Daba salida hacia el valle del Clamores.

Grabado de David Roberts. Desaparecido postigo del Obispo. Estaba situado junto al antiguo Palacio Episcopal, cerca del Alcázar. Daba salida hacia el valle del Clamores.

25-Iglesia de San Quirce. La Universidad Popular compró en 1927 este templo de la calle Capuchinos Alta; hoy es sede de la Academia de Historia y Arte de Segovia (vinculada al Centro Superior de Investigaciones Científicas, CSIC), que lo utiliza como sala de conciertos, seminarios y conferencias.

Es un pequeño edificio románico (s. XII), de una sola nave, caracterizado por una gran pureza. Posee, en el crucero, una curiosa bóveda, a partir de la que se levanta la fuerte torre; bajo ella se sitúa una de las dos portadas (ambas de medio punto); la otra, en la cara sur, está adornada con rosetas. Muestra labor de esgrafiado en sus paredes.

En el interior, barroco, recibió sepultura, en 1473, Diego Enríquez del Castillo, capellán y cronista oficial del rey Enrique IV.

Se presenta a comienzos de siglo en un estado casi ruinoso; en 1927 la iglesia es restaurada por el equipo del arquitecto Cabello con propósito docente: acoger la Universidad Popular.

26-Torre de Hércules. La Torre de Hércules perteneció a la familia de los Arias Dávila. Tiene una arquitectura militar medieval. Los zócalos de la torre están decorados con figuras geométricas. El nombre de la torre se debe a la escena representada en la estatua de su escalinata. Es el actual Convento de Santo Domingo el Real.

27-Iglesia de la Trinidad. Lugar de culto de pequeñas proporciones (en la calle Trinidad, nº. 2), fechado a finales del XII, está considerado como el más fiel y mejor mantenido templo románico de la ciudad segoviana. A occidente, aparece la austera fachada, mientras que al sur se sitúa la galería porticada. La torre, de carácter defensivo, se localiza en el crucero. Es construcción de una sola planta, cubierta por una bóveda de cañón sobre arcos fajones. En el ábside se advierten tres tramos con arcos ciegos, otras tantas pequeñas ventanas y, también, excelentes (por calidad y conservación) capiteles decorados con motivos simbólicos. En el lado de la Epístola, preciosa puerta de Juan Guas que sirve de ingreso a la capilla de los Campo (realizada en el año 1513), con destacadas vidrieras, donde se ubican los sepulcros de los fundadores de la misma, Pedro del Campo y esposa; al lado de esta puerta, se encuentra un valioso retablo con seis brillantísimas pinturas sobre tabla, realizadas por los artistas Andrés López y Antón de la Vega en 1511. Otras manifestaciones de reconocida calidad son: la Santa Faz, apoyada en ángeles, de Ambrosius Benson, y la Virgen con el Niño, seguramente obra de Pontormo.

28-Iglesia de San Nicolás. Templo románico, contiene interesantes frescos de características góticas.

29-Monasterio de Santa Cruz la Real. Fruto de la predicación de Santo Domingo en Segovia, a comienzos de s. XIII, el pequeño convento fue protegido de monarcas y especialmente dotado por los Reyes Católicos, que enviaron al célebre Juan Guas a construir la iglesia de trazas góticas.

30-Iglesia de San Justo. En el ábside de este templo románico fueron descubiertas recientemente pinturas murales contemporáneas a su construcción, que representan un Pantócrator, escenas de Apocalipsis, varias figuras simbólicas del cristianismo y episodios de la Pasión de Cristo.

31-Iglesia de San Millán. Enclavada en el antiguo arrabal de la morería, barrio de artesanos de origen mozárabe, se construyó en torno a 1.120 en pleno reinado de Alfonso I de Aragón, por tanto, con ineludibles referencias al románico aragonés. Tiene hermosos capiteles y torre con arcos de herradura. Posee en su interior un bello artesonado mudéjar del S. XII, un crucifijo gótico del S. XIV y varias tallas interesantes más.

32-Iglesia de San Clemente. Templo románico del que destacan su perfecto ábside y, en el interior, varias pinturas murales fechadas en el siglo XII.

33-Monasterio de San Antonio el Real. Antiguo palacio real de recreo, tiene representado en su fachada de gótico isabelino los tipos de arco conopial, rebajado y en trébol. Los artistas mudéjares dejaron su sello en el artesanado de madera de la Capilla Mayor y sobre todo en el claustro de ladrillo blanco

34 - Ayuntamiento. La Casa Consistorial, en la plaza Mayor, es una realización de Pedro de Brizuela (1610); de entonces, e igualmente de idéntico autor, son las casas que lo encuadran. A la fachada asoman dos torrecitas blancas, rematadas por chapiteles, en medio de las cuales figura el reloj con las campanas. Edificada sobre soportales, constribuyendo así a una mayor verticalidad, está adscrita al "estilo de los Austrias". Varias son las dependencias interiores en las que resulta preciso detenerse: la Sala Blanca presume de un extraordinario tríptico, La Adoración de los Pastores, debido a Ambrosio Benson; en esta estancia hay también pinturas sobre lienzo de Madrazo y otros artistas.

35 - Casa de las Cadenas. La casa de las Cadenas, ocupada por el Conservatorio de Música, se halla en el barrio de los Caballeros, con la plazas de San Sebastián y del Conde Cheste a izquierda y derecha, respectivamente.

Mantiene componentes de su estructura primitiva (s. XIII). Pasó por un proceso de rehabilitación en el XV. Entre esta vivienda y el palacio del Marqués de Lozoya sobrevivió hasta el s. XIX la llamada Puerta de San Juan.

36 - Casa del Siglo XV. En la monumental plaza de Medina del Campo, o de las Sirenas, se alza la que se llama Casa del Siglo XV, de porte gótico. La fachada es una de las más representativas de la arquitectura civil en tiempos de los Reyes Católicos; presenta una puerta redonda realizada a base de grandes dovelas y, bajo un quebrado alfiz, el escudo de los Cepeda y Tapia. El acercamiento al estilo renacentista queda reflejado en el nivel superior, con arcos rebajados descansando sobre cinco fuertes columnas, así como en la cornisa, provista de metopas.

37 - Convento de las Oblatas. Reconstruido en el s. XVII a expensas de Antonio Contreras y su esposa, María de Amezqueta, para la Orden Franciscana, este precioso convento de las Oblatas se asienta en la plaza de los Capuchinos. Actualmente hace las veces de convento, colegio y residencia de mujeres separadas.

En su iglesia está enterrado el matrimonio benefactor en valiosos sepulcros. Sus escudos, labrados en bonito mármol de Génova, se presentan en la portada, flanqueando una hornacina con la talla de San Francisco.

Para visitar este edificio conventual se requiere una autorización especial.

38 - Convento del Corpus Cristi. Una comunidad de monjas clarisas del Corpus Christi regentan este convento, sito en la plaza de igual nombre.

Anteriormente fue una gran sinagoga judía, levantada en el s. XIII e inspirada en la Sinagoga Mayor de Toledo (ahora iglesia de Santa María la Blanca). En esta edificación se advierte la influencia árabe, sobresaliendo la galería alta, las celosías, los arcos de herradura encalados o la cubierta de madera. A finales de la centuria decimonónica fue restaurada después de sufrir un incendio. Muestra una portada ojival. Un gran cuadro, El Milagro del Corpus, situado en el interior, frente al ingreso, narra el episodio de la profanación de una Hostia protagonizado por los judíos, los cuales le arrojaron un caldero de agua hirviendo para ver lo que ocurría. Este suceso aclara la conversión de la sinagoga en iglesia, dividida en tres naves rematadas por una galería que ocupa la parte alta.

39 - Iglesia de San Nicolás. A la Cuesta de San Bartolomé asoma la sede de la Escuela de Teatro de Segovia, antes iglesia de San Nicolás, de finales del XII y, por tanto, románica. En el exterior se advierte el mayoritario empleo de mampostería en la construcción; la excepción la constituye el ábside, con delicada sillería y buen ornato. La torre está pegada al absidiolo, donde fueron descubiertos no hace mucho unos extraordinarios frescos góticos. El artesonado interno es de madera. El atrio dispone de unas raras columnas. En el transcurso de las postreras rehabilitaciones se ha hallado un sepulcro del s. XIV conteniendo una momia de un caballero.

Fue acondicionada en su momento para ejercer de vivienda y colegio.

40- Palacio Marqués de Lozoya. Este palacio (s. XIV) de la calle Luis Felipe de Peñalosa tuvo como dueño a Francisco de Cáceres, mayorazgo de los Cáceres, quien lo traspasa a la Inquisición en 1480. En el s. XIX pasó a manos de los Thomé de la Ynfanta, familia a la que sucedería en la propiedad los Contreras, marqueses de Lozoya. Los muros presentan una especial fisonomía debido a su erección a base de mampostería encintada. Un alfiz encuadra la delicada decoración de su románica puerta. Al patio gótico (s. XVI), provisto de galerías, se llega tras haber superado el zaguán. Ya en el interior, exhibe buenos lienzos, imágenes, una rica biblioteca y ornamentados salones al estilo fernandino. Se enriquece este volumen con unos jardines emplazados sobre la muralla, desde los que la vista es espléndida: barrio de San Justo, Acueducto, o el barrio de San Lorenzo al fondo.

Entre esta casa-palacio y la de las Cadenas estuvo, hasta el siglo XIX, la conocida como Puerta de San Juan.

_______________________________________________________________Subir al inicio Subir al inicio

Museos

Alcázar de Segovia. Plaza de la Reina Victoria Eugenia, s/nº. Tlfn.: 921460452-460759
Casa Museo Antonio Machado. Desamparados, 5. Tlfn.: 921460377
Museo de Segovia. Socorro, 11. Tlfn.: 921460613
Museo Zuloaga. Iglesia de San Juan de los Caballeros Plaza de Colmenares. Tlfn.: 921434211
Museo Catedralicio. Marqués del Arco, s/nº. Tlfn.: 921435325, (abierto todos los días).
Museo-Monasterio de San Antonio el Real. San Antonio el Real, 6. Tlfn.: 921420228
Museo Específico de la Academia de Artillería. San Francisco, 24. Tlfn.: 92440177-420100
Museo de Ntra.Sra. de la Comcepción. Plaza de San Martin.
Museo de la Iglesia de Laveracruz. Tlfn.: 921431475
Museo de la Iglesia de San Justo. Tlfn.: 921424395
Museo de Holografía.Daoiz, s/nº. Tlfn.: 92460776

_______________________________________________________________Subir al inicio Subir al inicio

Bibliotecas

Biblioteca Pública del Estado. Juan Bravo, 11. Tlfn.: 921463533
_______________________________________________________________Subir al inicio Subir al inicio

Instituciones Culturales

Academia de Historia y Arte de San Quirce. Capuchinos Alta, 4. Tlfn.: 92460087
Obra Cultural y Social de Caja Segovia. San Facundo, 3. Tlfn.: 92443623-443629
Fundación Nicomedes García. Avda. Obispo Quesada, 7. Tlfn.: 92420240
Fundación Don Juan de Borbón. Taquillas: Plaza del Azoguero, 1. Tlfn.: 92436117
_______________________________________________________________Subir al inicio Subir al inicio

Salas de exposiciones

La Alhóndiga . Plaza de la Alhóndiga, s/nº. Tlfn.: 921431195
Torreón Lozoya. Plaza de San Martín. Tlfn.: 921433881
Centro Coordinador de la Obra Social y cultural de la Caja de Segovia. Tlfn.: 921431192
_______________________________________________________________Subir al inicio Subir al inicio

Cines

Multicines Miró. Gobernador Fernández Jiménez. Tlfn.: 92429500
Multicines Premiere Megaplex. Centro Comercial "Vialia", Paseo de la Estación, s/nº. Tlfn.: 923259326
Cines Van Dyck. Doctor Torres Villarroel, 40. Tlfn.: 923243538
Cines Van Dyck Joven. Doctor Torres Villarroel, 40. Tlfn.: 923259810
Cines Bretón. Plaza Bretón, 12. Tlfn.: 923269844
Teatro Liceo. Plaza del Liceo, s/nº.
Caja Duero. Plaza de Santa Teresa
Centro de Artes Escénicas. Alonso del Castillo, s/nº. Tlfn.: 923186125
Centro Cultural Miraltormes. Lugo, s/nº. Tlfn.: 923182513
Iglesia Vieja de Pizarrales. Crta. de Ledesma. s/nº.
Centro Cultural Hispano Japonés. Plaza de San Boal, 11-13. Tlfn.: 923294560.
Pabellón Multiusos. Avda. de los Cipreses, s/nº. Tlfn.: 923254017
_______________________________________________________________Subir al inicio Subir al inicio

DEPORTES

Pabellón Deportivo "Enrique Serichol". Cañuelos, 22. Tlfn.: 921 420024
Pabellón Polideportivo "Pedro Delgado". Crta. de la Granja, Pol. Nueva Segovia. Tlfn.: 921443410
Ciudad Deportiva "La Albuera". Crta. Palazuelos, s/nº. Tlfn.: 921426813
Pabellón Deportivo "Emperador Teodosio". Colonia General Varela, s/nº. Tlfn.: 921423005.
_______________________________________________________________Subir al inicio Subir al inicio

CAMPING

Camping "El Acueducto". Crta. Cl.601, Km. 112. Tlfn.: 921425000
_______________________________________________________________Subir al inicio Subir al inicio
VARIOS

Fiestas

Santa Águeda. (Primer domingo de febrero). En el barrio de Zamarramala, las mujeres casadas "tienen el poder" durante tres días. Dos Alcaldesas, vestidas con traje típico de galones dorados y doce botones, tocadas con una especie de mitra y blandiendo el bastón de mando, dirigen a una corporación femenina con licencia para ridiculizar a los hombres y, a término, quemar el "Pelele", muñeco que ha sido objeto de escarnio constante.

San Juan y San Pedro. (del 24 al 29 de junio). Ferias y Fiestas de Segovia, plenas de alegría, verbenas populares, y actuaciones musicales. Durante esas jornadas , en la madrugada del día de San Juan -tenido aquí por casamentero-, tiene lugar la ancestral Romería de Juarrillos, con desplazamiento a la ermita del mismo nombre, a unos 5 kilómetros de la ciudad, donde cuenta la tradición que por motivos de tan profunda alegría regada con licores espirituosos, el Sol sale dando vueltas.

La Virgen de la Viencisla. (27 de septiembre). La imagen de la patrona de la ciudad, ataviada con sus mejores galas, es trasladada desde su santuario en el valle del Eresma a la catedral, donde se celebrará el novelario.

San Frutos. (25 de octubre). Las reliquias del santo patrono de Segovia, que pasa por ser un buen sanador de hernias y fracturas corporales, son honradas en el trascoro de la catedral, donde coros e instrumentistas interpretan ese día con gran solemnidad un antiguo villancico que lleva su nombre.

_______________________________________________________________Subir al inicio Subir al inicio

Gastronomía

Las recetas tradicionales sobre la base de excelentes materias primas naturales explican a esencia de la gastronomía segoviana. Así, la sopa castellana, Los blancos y enormes judiones de la Granja con oreja y pie de cerdo, el asado de cochinillo, la ternera de Prádena, el chorizo de Cantimpalos, las ancas de rana, las ruchas de Valsaín, el cordero, pero también nuevas sofisticaciones como el magret de pato al estilo de Burdeos, el gamo con setas, el jabalí con arándanos y el pato con ciruelas. Para el postre la tarta al ponche, los soplillos, el arroz con leche y las castañas cocidas en anises.

Pueblos de Segovia

Pelayos del Arroyo
Labajos
Escalona del Prado
Bernuy de Coca
Aldehorno
Sebúlcor
Muñopedro
Santa María la Real de Nieva
Fuentepiñel
Sotosalbos
Valle de Tabladillo
Valseca
Urueñas
Vallelado
Torreiglesias
Calabazas de Fuentidueña
Navares de Ayuso
Castroserracín
Casla
Fuente de Santa Cruz
Yanguas de Eresma
Torre Val de San Pedro
Castrojimeno
Riaguas de San Bartolomé
Puebla de Pedraza
Montejo de la Vega de la Serrezuela
Santiuste de San Juan Bautista
Valdevacas de Montejo
Perosillo
Martín Muñoz de las Posadas
Fuente el Olmo de Fuentidueña
Valleruela de Pedraza
Turégano
Otero de Herreros
Navares de las Cuevas
La Matilla
Migueláñez
Anaya
Bernuy de Porreros
Brieva
_______________________________________________________________Subir al inicio Subir al inicio


Esta pagina está en constante actualización, diseñada para visualizar en 800 x 600 y superior, mantenida por Juan Antonio del Sol Hernández - MEDINA DEL CAMPO, -- Teléf. 696 42 68 94 -- Última modificación: 2002-2011