Vista panorámica
Medina del Campo. Villa histórica, monumental, escultórica y paisajística
Villa de las Ferias

Correo electrónico
Música de la página

Nos encontramos en: "La Voz de Medina y Comarca"
 
LA VOZ DE MEDINA Y COMARCA

 

Breve historia de La Voz de Medina y Comarca


MENU DE CONTENIDO


Primer editorial de La Voz

8 -febrero- 1959

EDITORIAL

El padre que ve alegrado su hogar por el nacimiento de su primer hijo, ilusionado por el acontecimiento, no encontrando ya dentro de su casa a quien comunicar la grata nueva de todos conocida, sale presuroso a hacerse el encontradizo con sus amigos para participarles su alegría.

Esto me pasa a mí abriendo con estas líneas el primer número del nuevo semanario de Medina del Campo, para presentártelo a ti lector, tal como es. Explicarte sus fines y exponerte sus medios.

A muchos os suponía ya enterados. Decir lo contrario hubiera sido injusto. Quizá cuando oíste el primer anuncio de su aparición te mostraste escéptico y una sonrisa tierna de suficiencia se dibujó en tus labios. No somos amigos de discutir con palabras lo que se puede discutir con hechos. Y el hecho es que los habitantes de Medina y su comarca ya tienen un semanario en el que publicar sus estudios, bien sean científicos, artísticos literarios o sociales. Alegrarnos con su humor. Contarnos lo que crean más interesante de la historia de esta villa, un poco olvidada, por no decir desconocida, por la juventud de hoy, juventud irresponsable, juguetona, abandonada a la despreocupación más olímpica. En fin, ir desenterrando, poco a poco, de entre el polvo, el oro de una auténtica cultura.

Si quieres una afirmación de lo antes dicho, si quieres ver plasmada en la realidad el comienzo de este nuevo semanario local, lee este número.

La finalidad que nos proponemos conseguir es la de ofreceros a todos un campo en el que ejercitar vuestra pluma. Queremos que tus trabajos, seriamente elaborados, vean la luz pública y lo queremos no por vanidad estúpida que nos haga creer que tenemos mucho que enseñar a los demás, ni sólo porque la esperanza de verlos impresos para escribirlos, sino porque ello acentúa la responsabilidad del autor.

Cultivando la pluma, es un medio para llegar a una plena madurez intelectual, si es que la ejercitas en temas de estudio. El escribir obliga a investigar, a recoger materiales, a ordenarlos; pide precisión en el pensamiento, orden en la exposición, vigor en la argumentación y una forma digna y adecuada que utilice las posibilidades de lenguaje para encarnar la idea con prestancia y soltura.

Te ofrecemos, pues, estas páginas para que en ellas colabores. Este Semanario ha nacido con la ilusión de ser el Semanario de todos, no sólo de los encuadrados en su minúsculo Consejo de Redacción, sino de todos los que con nosotros queráis colaborar. Sólo te pedimos que los artículos que nos envíes estén trabajados con seriedad y con ánimo de superación. No te pedimos trabajos perfectos: sí trabajos serios, constructivos. Con tu colaboración podremos, demostrarás que en nuestro espíritu repercuten los afanes y las inquietudes del pequeño mundo en que vivimos; que los padezcamos en la propia carne; que nos atrae la idea de la belleza y el saber; que pensamos en nuestro futuro y en nuestra profesión no empequeñeciéndola al reducirla a un medio de aprovisionar la despensa o asegurarnos una vida cómoda o infecunda, sino con la ilusión, los afanes y la voluntad de trabajo de quien ha sentido el aldabonazo íntimo de su espíritu y conoce y ama la transcendencia de una vida que hecho de su profesión y de su saber una misión.

Allá va por tanto, el primer número, compuesto por la preocupación de los más inquietos, que, sucesores de los que formaron los semanarios de antaño, de los que muchos os encontráis aún entre nosotros, os lo dedican. Recibidlo con el cariño del padre, o del hermano mayor, que ve los primeros afanes de los que son tan suyos y que han de ser sus sucesores. Contamos con vosotros, como con algo muy nuestro, y deseamos muy de veras que nuestro Semanario sea también el vuestro hecho a vuestro gusto y medida, para lo que nos servirán de mucho vuestras sugestiones y en el que será muy deseada y esperada vuestra activa cooperación.

Enrique Sánchez.

_______________________________________________________________Subir al inicio Subir al inicio

La Voz recibe la Medalla de la Villa

17 - marzo- 1979


Acuerdo por el que concede la "Medalla de la Villa" a LA VOZ DE MEDINA

En la Sesión Plenaria celebrada el pasado 2 de marzo por la Excma. Corporación Municipal, acordó en su punto octavo: Moción de la alcaldía sobre distinción al semanario "LA VOZ DE MEDINA". Seguidamente el señor Alcalde da lectura a la siguiente moción:

"Se han cumplido ya veinte años, en que, semana tras semana, sin faltar un solo día a la cita con el público, el semanario local LA VOZ DE MEDINA, viene publicándose, reflejando en sus páginas la realidad cotidiana de la villa, medinense, con sus problemas, sus realizaciones, sus aspiraciones... doce mil páginas dedicadas a Medina, para Medina y por Medina del Campo, haciéndose eco en ellas y promoviendo campañas en pro de la Concentración Parcelaria, de la Ordenación Rural y de la Comarca, de Sanidad y Vacunaciones, "Encierros tradicionales", actos culturales, conmemoraciones históricas, encauzamiento y arreglo del río Zapardiel etc., etc., dentro de una línea informativa de crítica constructiva, de ponderación y de apoyo al bien hacer de las diversas corporaciones locales y estamentos medinenses, han hecho de LA VOZ DE MEDINA un semanario de amplia difusión local y comarcal y también con una importante y sentimental proyección hacia los muchos cientos de familias medinenses esparcidas por la amplia geografía patria, y que a veces llega a puntos diversos de Francia, Alemania, Bélgica, Suiza, Venezuela, Brasil, Argentina y hasta Australia, los cuales reciben en sus hogares semanalmente esta publicación como lazo de unión y recuerdo de su patria chica.

Este esfuerzo tenaz y continuado durante 20 años, se ha realizado por un grupo de medinenses, no siempre los mismos, pero que constituye el motor de la actividad informativa de LA VOZ DE MEDINA, los cuales con el apoyo constante de sus lectores, anunciantes y colaboradores, hacen posible esta halagüeña realidad, siempre de forma desinteresada y sin afán de lucro o agio personal, lo que es encomiable y digno de resaltar.

No debemos olvidar tampoco que varios de los medinenses que integran la redacción de LA VOZ DE MEDINA, por su labor periodística destacada, han sido, años atrás, condecorados por el Gobierno español o por entidades deportivas federativas de rango nacional, lo que de cualquier forma, supone un reconocimiento singular para este semanario medinense.

El enaltecimiento y difusión de la vida e historia de los medinenses más preclaros, de los monumentos principales que atesora Medina, y los hechos más relevantes de su mejor historia ha sido otra de las facetas importantes y meritorias de LA VOZ DE MEDINA en los 20 años de su quehacer informativo.

Por todo lo sucintamente expuesto, propongo a la consideración de esta Exma. Corporación Municipal de Medina del Campo, que en uso de sus atribuciones, por creerlo de justicia, se digne acordar la concesión a "LA VOZ DE MEDINA"-Semanario Camarcal-, de la Medalla de Plata de la Villa, la cual, como merecido timbre de honor, puede insertar en su cabecera periodística.

La Corporación, después de deliberar ampliamente sobre el asunto, reconociendo el gran servicio prestado por el citado semanario a esta comarca, y especialmente a la villa de Medina del Campo, en todos los órdenes de la vida social, desde los más importantes y generales para la comunidad, hasta los más humanos y singulares, esos que tanto nos unen y nos recuerdan constantemente lo que debe ser la vida en una comunidad, y que nunca, por mucho que progresen los pueblos, deben desaparecer.

Creyendo que los méritos de LA VOZ DE MEDINA para hacerse acreedora de esta distinción del Ayuntamiento están demostrados a lo largo de estos veinte años de su publicación y que los medinenses le dan su aprobación cuando cada sábado la leen con verdadera devoción. Nunca unos méritos fueron tan públicos y se pueden juzgar con más conocimiento de causa por todos los vecinos. Méritos que por otra parte son más de resaltar si consideramos los escasísimos medios materiales y el reducidísimo personal del que ha dispuesto a lo largo de este dilatado período de tiempo. Se puede asegurar que ha sido el sacrificio ingente, casi inhumano, de unas personas, muy pocas, las que han conseguido este milagro de que el semanario LA VOZ DE MEDINA nos haya acompañado durante veinte años y nos continúe acompañando cada semana.

En consideración a todo lo cual, la Corporación Municipal, acuerda por unanimidad de los nueve miembros presentes, de los trece que de hecho y derecho la componen actualmente, y que representan por lo tanto, el quorum de las dos terceras partes aprobar la moción de la Alcaldía-Presidencia de concesión al semanario comarcal de LA VOZ DE MEDINA de La Medalla de Plata de la Villa, pudiéndola insertar en su cabecera periodística, , debiéndose realizar los trámites correspondientes de conformidad con el Reglamento Regulador de Otorgamiento y Concesión de condecoraciones y Honores de esta villa, circulares de la Dirección General de Administración Local al respecto, Reglamento de Organización, Funcionamiento y Régimen Jurídico de las Corporaciones Locales y demás legislación sobre la materia.

_______________________________________________________________Subir al inicio Subir al inicio

En el mes de Diciembre de 1993 estábamos dando los últimos retoques a la maqueta y al sistema informático, pues era la primera vez que una rotativa de nivel nacional imprimía un periódico de ámbito local. Los ordenadores tenían distintos sistemas y el entendimiento entre ellos fue muy complicado. El 5 de enero, de 1993 los Reyes Magos de Oriente nos trajeron un descanso a las 6 de la mañana para poder continuar al día siguiente trabajando y tener nuestra primera Voz en esta nueva etapa.

EDITORIAL

"La Voz de MEDINA inicia una nueva etapa"
8 - Enero- 1994

Con el inicio del año 1994 LA VOZ DE MEDINA comienza una nueva etapa, coincidiendo con el inicio del año 35 de la historia de este semanario.

Gonzalo Santos, editor y director de la publicación durante las últimas décadas, ha llegado a un acuerdo con Javier Cuevas, acuerdo que ha tenido como consecuencia la presente remodelación.

Desde el momento en que las negociaciones llegaron a un principio de acuerdo, un pequeño equipo de personas se pusieron a trabajar para adaptar las características y contenidos de la publicación a las tendencias y pautas periodísticas modernas, teniendo en cuenta las limitaciones de ámbito y periodicidad.

En primer lugar se solucionó el problema de la impresión, olvidándonos de los ya superados métodos tipográficos para pasar a una rotativa moderna, necesidad que se solucionó con un acuerdo de impresión y distribución con el diario provincial EL MUNDO DE VALLADOLID.

Técnicamente el nuevo proceso de impresión obliga a tratar el diseño y los contenidos del semanario con equipos informáticos, de los que ha sido pertinentemente dotado LA VOZ DE MEDINA.

En cuanto a la renovación periodística se pretende dar contenido efectivo a ese "semanario comarcal" que aparece en la cabecera, apostando por la realidad de la villa y la comarca, un empeño que sabemos difícil pero consideramos necesario.

No se va a descuidar la demanda de información deportiva, páginas en las que trataremos de recoger todos los acontecimientos competitivos que afecten a los diferentes clubs y deportistas de la villa, así como el Patronato Municipal de Deportes.

Se completa el contenido del semanario con diversas secciones, servicios, puntual información de los acontecido en la semana anterior y lo que deparará la siguiente, y otros complementos que pueden ir descubriendo en semanas sucesivas.

Toda esta labor informativa estará coordinada y dirigida por Rodrigo Velázquez, sustituto de Gonzalo Santos que no se separa del "staff" del periódico, asumiendo la subdirección del mismo.

Como planteamiento LA VOZ DE MEDINA es una publicación abierta a todos los ciudadanos que deseen participar en ella, también como principio pretendemos ser un elemento activo al servicio de la sociedad medinense, respetando los principios periodísticos de veracidad, imparcialidad y separación de información y opinión.

Intentaremos que los suscriptores que viven fuera de Medina del Campo tengan una información más amplia y precisa que la que hemos podido ofrecer hasta ahora por diversas limitaciones, como conocedores que somos del interés que suscita entre los "emigrantes" la actualidad de la localidad.

Tendremos en cuenta también la demanda de suscriptores y compradores medinenses, ofreciendo una publicación muy ceñida y extensa sobre Medina y comarca.

No podemos olvidar tampoco a los anunciantes, los que han confiado en este cambio desde el primer número y aquellos que se incorporen en el futuro, sin cuya presencia no sería posible realizar todo lo anteriormente expuesto.

_______________________________________________________________Subir al inicio Subir al inicio

El 21 de septiembre de 1996 La Voz de Medina pasó a llamarse desde entonces La Voz de Medina y Comarca; en este editorial explica los motivos.

EDITORIAL

Un nombre adaptado a los nuevos tiempos
21 Septiembre- 1996

Siempre se ha dicho que la sociedad va por delante de la legislación, lo que no deja de ser un echo grave, gobierne quien gobierne.

Pero, en tiempos en los que la singularidad de las comarcas es reconocida, en épocas en que las mancomunidades prestan servicio a los municipios que las fundan o que a ellas se unen, y en años en los que los saltos de fronteras se imponen, la prensa de forma genérica y nuestra "VOZ DE MEDINA" de forma muy especial no pueden quedar al margen del normal discurrir de la sociedad moderna, evolutiva, solidaria y dinámica que hace desaparecer barreras geográficas.

Cuando los nombres de mancomunidades como "Tierras de Medina" o "Riberas del Adaja" concebidas para dar servicios a multitud de municipios, empiezan a ser frecuentes, como acepciones en nuestros vocabularios cotidianos, era necesario modificar una cabecera de nuestro semanario, más localista en el nombre que en el servicio comarcal de información que ya viene prestando, en los últimos tiempos.

LA VOZ DE MEDINA deja atrás treinta y cinco años de historia, en los que ha pasado por todo tipo de vicisitudes, para convertirse en "LA VOZ DE MEDINA Y COMARCA" porque quiere estar a la altura de los tiempos que corren, manifestando que no es sólo es hereditaria de un pasado que asume, con todas sus consecuencias, sino también que está impregnada de una vocación de futuro y servicio para esta gran comarca del sur vallisoletano.

Ya va siendo hora de olvidar localismos, de abandonar chauvinismos y de obviar provincialismo que a ninguno favorecen y que a todos perjudican; porque Medina nada sería sin la Comarca y ésta tampoco tendría razón de ser sin la capitalidad de Medina.

Este semanario y ha entendido el mensaje que marca la ciudadanía.

LA VOZ DE MEDINA Y COMARCA

_______________________________________________________________Subir al inicio Subir al inicio

Después de mucho trabajo el 28 de abril de 2001 La Voz de Medina y Comarca se imprimía en color. Fue una decisión rápida, por este motivo el editorial que trataría del color, no se publicó la misma semana, sino que apareció a la semana siguiente.

EDITORIAL

Después de mucho trabajo el 28 de abril de 2001 La Voz de Medina y Comarca se imprimía en color. Fue una decisión rápida, por este motivo el editorial que trataría del color, no se publicó la misma semana, sino que apareció a la semana siguiente. Puede ampliarse
Después de mucho trabajo el 28 de abril de 2001 La Voz de Medina y Comarca se imprimía en color. Fue una decisión rápida, por este motivo el editorial que trataría del color, no se publicó la misma semana, sino que apareció a la semana siguiente.

Sin anunciarlo previamente, La Voz de Medina y Comarca iniciaba, la pasada semana, una nueva etapa de su crecimiento y modernización con la inclusión del color en algunas de sus páginas.

Nada se dijo de ello a nuestros lectores porque las pruebas eran complicadas y, todavía a última hora, se ignoraba si iba a ser posible, por razones técnicas, este proyecto.

Seguro que a algunos les ha llamado más la atención que a otros, y a un sector de nuestros lectores le habrá gustado o disgustado la decisión. Lo que es evidente es que nuestro semanario local y comarcal es cada vez más grande y, por tanto, tenía que entrar en la era de la modernidad para codearse sin ningún tipo de complejos y en nombre de Medina con los periódicos que se distribuyen en cualquier ámbito del territorio nacional.

Atrás quedan las dudas - que nunca existieron en esta casa - sobre la supervivencia y triunfo del semanario cuando algún gran diario se lanzó a invadir nuestro mercado con publicaciones que añadían a sus títulos originales y sólo como coletilla, porque no les salía del alma, "de Medina".

Y es que "Voz de Medina" sólo hay una.

Aclarado esto, tampoco está mal decir las bondades que añade el color a cualquier publicación, una vez que se logren los resultados definitivos de calidad de impresión apetecida.

Entre ellos está la vistosidad, el carácter netamente moderno y hasta la posibilidad de retratar mejor y hasta "de cuerpo entero" a algunos personajes. Y es que cuando el colorete aflora a la tez de algunos políticos y de otros personajes, la instantánea también lo recoge y permite a la ciudadanía interpretar la verdad que hay en el fondo de sus declaraciones.

Pero no sólo se trata de esto, ya que Medina, ciudad que avanza y hace sus esfuerzos por entrar en el nuevo siglo con dignidad necesita ser apoyada desde todos los sectores. Por eso, su fiel servidora que es la Voz, desde la independencia de criterios y desde la apuesta por todo cuanto acontece y mejora a la villa no podía quedarse a la zaga.

Por ello, sintámonos todos de enhorabuena y sigamos apostando por ese futuro que Medina, su comarca, los grandes pueblos limítrofes y toda la ciudadanía merecen en los albores de un nuevo siglo.

LA VOZ DE MEDINA Y COMARCA

Hoy en día La Voz de Medina y Comarca se publica todos los sábados y consta de 40 páginas, alguna de ellas en color. Tiene unos 30.000 lectores en total y llega por correo a todo el territorio nacional, teniendo suscriptores también en el extranjero.

Puede encontrarla en la Provincia de Valladolid en:

Alaejos, Ataquines, Bobadilla del Campo, Brahojos, Carpio, Castrejón, La Zarza, Castronuño, Fresno el Viejo, Fuente el Sol, La Seca, Lomoviejo, Foncastín, Matapozuelos, Medina del Campo, Muriel de Zapardiel, Nava del Rey, Olmedo, Pozaldez, Rodilana, Rueda, Serrada, Tordesillas, Valdestillas, Villaverde.

Recopilado por: Julio Alvarez

_______________________________________________________________Subir al inicio Subir al inicio

Logo de la Voz de Medina

La Voz de Medina y Comarca
Domicilio:
C/. Almirante, 20 (Palacio del Almirante)
Teléfono: +34 983 81 04 39 (Se incluirá (+34) si se llama desde fuera de España)
Fax: +34 983 83 71 42 (Se incluirá (+34) si el envío se hace desde fuera de España)
E-mail: lavozdemedina@grupodiez.net
Portal Digital: http://www.lavozdemedinadigital.com/
47400 MEDINA DEL CAMPO
VALLADOLID
ESPAÑA
_______________________________________________________________Subir al inicio Subir al inicio


Esta pagina está en constante actualización, diseñada para visualizar en 800 x 600 y superior, mantenida por Juan Antonio del Sol Hernández - MEDINA DEL CAMPO, -- Teléf. 696 42 68 94 -- Última modificación: 2002-2011