Vista panorámica


Villa histórica, monumental, escultórica y paisajística
Villa de las Ferias

Correo electrónico
Música de la página

Vd. se encuentra en: - I Feria Renacentista I Feria Renacentista  
XII FERIA RENACENTISTA

Cartel V Aniversario de la Revolución Comunera
Cartel V Aniversario de la Revolución Comunera

MENÚ DE CONTENIDO


30-01-2021 - Sentimiento comunero

R.G.R

Una veintena de municipios presentan diversos proyectos a la Fundación Castilla y León para la celebración de diversos actos relacionados con el V Centenario de la Batalla de Villalar.

La alcaldesa de San Pelayo, Virginia Hernández, junto a su teniente de alcalde, contemplan la campa que se convertirá en un bosque comunero con obras de artistas de Castilla y León. - Foto: Jonathan Tajes
La alcaldesa de San Pelayo, Virginia Hernández, junto a su teniente de alcalde, contemplan la campa que se convertirá en un bosque comunero con obras de artistas de Castilla y León. - Foto: Jonathan Tajes

Los municipios de la provincia de Valladolid y la propia Diputación han presentado diversos proyectos para participar en la recreación del V Centenario de la Batalla de los Comuneros en Villalar. Cada una de las localidades ha ideado una iniciativa que se pueda desarrollar en su término municipal para celebrar esta efeméride. Incluso la Diputación también llevando a cabo actividades bajo el lema ‘Valladolid y el movimiento comunero’. 

La programación de las Aulas de Cultura para este curso incluye una veintena de actividades que van desde conferencias, proyecciones, concursos literarios, excursiones o conciertos, incluido un homenaje al autor del Poema de los Comuneros, Luis López Álvarez, con la participación del Nuevo Mester de Juglaría. En materia educativa, también se va a editar material didáctico destinado a los Colegios Rurales Agrupados. 

Los ayuntamientos han ideado, con imaginación e ingenio una serie de actividades desde sus respectivos prismas sobre la batalla de Villalar. De la veintena de proyectos, la Fundación Castilla y León ya ha aprobado la realización de 11, mientras que el resto se encuentra en estudio. Recreaciones de batallas, videomaping, actividades formativas y recreativas, programaciones culturales, publicaciones de libros…, son muchas las ideas y actividades que se llevarán a cabo. 

En el caso de Alaejos, el Ayuntamiento ha contado con una subvención de 1.500 euros para la publicación del libro del autor José Ojeda, natural del municipio, titulado El cerco de Alaejos. Primer fracaso comunero. La obra relata el cerco del ejército de Juan Bravo a la plaza y castillo de Alaejos entre los meses de septiembre y diciembre. «Relata este capítulo de la historia y explica que una de las razones de la pérdida por parte de los comuneros de la batalla de Villalar fue tener su ejército dividido. Cuenta también el fracaso en la toma de Alaejos, que se mantuvo fiel en todo momento al Rey», comenta su regidor, Carlos Mangas. 

Así, estos proyectos también llevan a cabo una labor didáctica en muchas ocasiones para los lectores o participantes. Es el caso también del proyecto de Mojados. La concejal de Cultura, Rocío Martín, indica que la intención del municipio era divulgar que si Carlos V y Fernando, los dos hermanos, no se hubieran encontrado en Mojados, los comuneros no se habrían levantado en armas. «Nuestra intención es la publicación de un libro. El año pasado el catedrático de Historia del Derecho de la Universidad de Valladolid Félix Martínez estuvo dando una charla sobre los fueros de Mojados y nuestra intención es publicar ese trabajo de investigación». «La intención era que el pueblo entrara en la batalla de los comuneros. Nosotros participamos en la batalla, pero cuatro años antes».      

el bosque comunero. Municipios tan relevantes como Medina del Campo y Medina de Rioseco, Portillo, Torrelobatón, La Seca, Mucientes u Olmedo han presentado iniciativas. Algunos incluso han ido un poco más allá y han puesto toda la carne en el asador para que la iniciativa. Es el caso de San Pelayo, que ha convocado un concurso denominado El bosque de los comuneros para la realización de intervenciones artísticas con el movimiento comunero como protagonista. El objetivo de esta convocatoria es realizar una o varias intervenciones artísticas en la conocida y cercana cuesta de San Pelayo, con el objetivo de poner de manifiesto el valor natural de este bosque, a la vez que se potencia y divulga a los artistas de Castilla y León en torno a la conmemoración de uno de los hechos históricos más relevantes de la Comunidad: el movimiento comunero. «Pueden participar artistas de toda la Comunidad, tanto que hayan nacido aquí como que tengan raíces en la región», indicó la alcaldesa, Virginia Hernández.

El tema que vertebrará todas las intervenciones es el movimiento comunero, del que se conmemora en este año el quinto centenario, pero se valorará positivamente su vinculación con el medio rural y su despoblación y repoblación. La entrega de los proyectos se realizará a través de la cuenta de correo electrónico bosquecomunerosanpelayo@gmail.com, con el asunto Bosque comunero 2021.

Medina del Campo será otro de los municipios que se volcará con esta celebración. Tanto es así que uno de los proyectos se basa en conocer la gastronomía de la época comunera. ‘Sabores comuneros’ se llama uno de los proyectos de la Villa de las Ferias, con la participación de restaurantes de la Ruta de Vino de Rueda y la elaboración de  menús con ingredientes rememorando el movimiento comunero. 

Torrelobatón es otro de los municipios que también ha presentado más de una actuación con motivo del centenario. Uno de ellos ya está ejecutado y se encuentra a la espera de que se pueda llevar a cabo por la pandemia. Se trata de un videomaping que se proyectará en la torre del homenaje del castillo, donde precisamente se encuentra el movimiento comunero. «Lo tenemos ya hecho, dura doce minutos y versa sobre todo lo que aconteció en Torrelobatón», destaca la alcaldesa, Natividad Casares. 

Además, el Ayuntamiento también ha pedido una ayuda para completar su Centro de Interpretación de los Comuneros. La exposición de este espacio se encuentra en la torre del homenaje y no es una zona accesible. Por ello, el Consistorio pretende comprar una gafas para las personas que no puedan subir las escaleras por las cuales puedan ver la muestra. «Así de esta forma todos podríamos ver la exposición», indicó la alcaldesa. 

En definitiva, se trata de proyectos que ponen en valor la actividad y la historia de los Comuneros por todos los rincones de la provincia en el quinto centenario de su derrota en Villalar.

________________________________________________________________Subir al inicio Subir al inicio

31-01-2021 - Comuneros V centenario

Castilla y León, con la revolución

CARTA A LAS CIUDADES

Desde su germen en Toledo hasta Villalar, numerosas localidades de la actual autonomía vivieron con intensidad episodios determinantes de la Guerra de las Comunidades

ENRIQUE BERZAL

Cuadro que recrea la defensa que hizo Padilla de la ciudad de Segovia. / BIBLIOTECA NACIONAL
Cuadro que recrea la defensa que hizo Padilla de la ciudad de Segovia. / BIBLIOTECA NACIONAL

A principios de noviembre de 1519 todo estaba listo en Toledo; más aún cuando los líderes de la revuelta, Juan de Padilla, Pero Lasso de la Vega –hijo de Garcilaso de la Vega–, Pedro de Ayala, Juan Carrillo y Gonzalo Gaitán hicieron pública su protesta a través de una carta a las ciudades castellanas en la que exponían la necesidad de enviar mensajeros al Rey exponiéndole que no saliera del España, que no permitiera sacar dinero de ella y que pusiera remedio al malestar causado por el reparto de cargos y beneficios a extranjeros. Es más, si el monarca, más pendiente de lograr la corona imperial que de los problemas de sus súbditos, no regresaba para remediar la situación, debería ser el reino mismo el que pusiera solución.

Juan de Padilla, líder de la rebelión, había nacido en Toledo hacia 1490. De condición hidalgo e hijo de Pedro López de Padilla, capitán de milicias de la ciudad al que sucederá en el cargo, en 1511 contrajo matrimonio con María Pacheco, mujer noble perteneciente a la familia de los Mendoza, lo que indirectamente le emparentará con Juan Bravo. Hay quien apunta que la negativa del Emperador a otorgarle las tenencias de las alcaidías de los castillos más importantes de la encomienda calatraveña de Martos, entre otras heredades, unida a la influencia de su mujer, incitó su ardor comunero.

La misiva de los líderes de la revuelta animaba a participar en el gobierno en ausencia del Rey

La misiva toledana, dirigida a todas las ciudades con voto en Cortes, anunciaba los términos de la revolución: rechazaban la asociación de Castilla con el Imperio y animaban a que la nación participase activamente en el gobierno del reino en ausencia del soberano. Impasible, Carlos desdeñó dar otra respuesta que la convocatoria de Cortes en Santiago de Compostela, en marzo de 1520, que luego serían aplazadas hasta el 22 de abril en La Coruña, para obtener un nuevo servicio con el que sufragar la elección imperial. Era la chispa definitiva. Desde el 16 de abril de 1520, antes, por tanto, de la finalización de las Cortes, la multitud toledana se había alzado en torno a Padilla para hacer frente a las pretensiones carolinas.

La extensión de la revuelta afectó sobre todo al centro castellano, a las cuencas del Duero y el Tajo. En Segovia estalló el 29 de mayo de 1520, cuando la multitud, reunida en la iglesia del Corpus Christi, se abalanzó contra el corregidor y asesinó al ayudante Hernán López Melón y al procurador Rodrigo de Tordesillas, que en las Cortes de Santiago-La Coruña había votado a favor del tributo solicitado por el Rey: acusado de «la traición con que ha andado (…) le llevaron arrastrando por las calles, dándole grandes empujones y golpes en la cabeza con los pomos de las espadas... y cuando llegó a la horca ya medio ahogado de la soga que de él tiraba, le ataron por los pies y le pusieron (…) los pies arriba y la cabeza abajo», dejó anotado el cronista Prudencio de Sandoval.

María Pacheco, viuda de Padilla, y el obispo Acuña. / BIBLIOTECA NACIONAL
María Pacheco, viuda de Padilla, y el obispo Acuña. / BIBLIOTECA NACIONAL

De Segovia saldría, de hecho, uno de los líderes de la revolución, Juan Bravo, oriundo de Atienza, localidad de Guadalajara donde habría nacido hacia 1483 y en la que su padre, Gonzalo Bravo de Laguna, ejercía el cargo de alcaide de la fortaleza. Se avecindó en Segovia en torno a abril-mayo de 1504, a raíz de su matrimonio con Catalina del Río, hija del poderoso Diego del Río, regidor de la ciudad, y en un primer momento ejerció como contino en la Corte. Además, su madre, María de Mendoza, era hija del conde de Monteagudo y sobrina del cardenal Pedro González de Mendoza. Como María Pacheco, esposa de Juan de Padilla, también era sobrina del cardenal, queda demostrado el parentesco existente entre el capitán toledano y Juan Bravo. Posteriormente, en 1519, el comunero, viudo de Catalina del Río, casó con María Coronel, hija del judeoconverso Iñigo López Coronel, y gracias a las capitulaciones matrimoniales accedió al oficio de regidor y jefe de las milicias de Segovia.

Violento resultó también, en un primer momento, el amotinamiento burgalés, si bien la ciudad del Arlanza cambiará enseguida de bando erigiéndose en factor clave de la victoria imperial. Aun así, las casas del procurador Garci Ruiz de la Mota, Diego de Soria, Juan Pérez de Cartagena y Francisco Castellón fueron arrasadas, mientras que el ciudadano francés Giofredo Garci Jofré de Cotannes, beneficiado por el Emperador, perecía tras una mortal paliza.

El monarca respondió convocando Cortes para obtener un nuevo tributo con el que pagar su elección como emperador

También León se reafirmó comunera tras el enfrentamiento entre las dos grandes familias de la ciudad, los Quiñones y los Guzmanes, representadas ambas, respectivamente, por el procurador, Francisco Fernández de Quiñones, conde de Luna, y el regidor, Ramiro Núñez de Guzmán, señor del Condado del Porma y de la Villa de Toral y famoso comunero que contaba con el apoyo mayoritario de sus paisanos.

Toro y Salamanca experimentaron similares resultados, la primera ciudad acuciada por el fervor del obispo Acuña, y la segunda por la presencia, determinante, de Francisco y Pedro Maldonado, pero también del famoso pellejero Juan de Villoria. Y mientras la masa comunera de Ávila y Zamora era controlada, en cierta medida, por los nobles, Valladolid no tardará en erigirse en capital radical de la comunería, sobre todo después de tener noticia del terrible incendio de Medina del Campo. En Palencia, los ánimos se exaltarán en el mes de agosto de 1520, cuando se tenga constancia del nombramiento del imperial Pedro Ruiz de la Mota como nuevo obispo.

Grabado que representa la reunión de la Junta Comunera celebrada en la catedral de Ávila el 29 de julio de 1520.
Grabado que representa la reunión de la Junta Comunera celebrada en la catedral de Ávila el 29 de julio de 1520.

Santa Junta en Ávila

Ávila acogió uno de los hitos más relevantes de la revuelta: la convocatoria en su catedral, el 1 de agosto de 1520, de la Santa Junta, donde miembros del clero, la nobleza y las ciudades, bajo la dirección del tundidor Pinillos, eligieron capitán de las tropas comuneras a Juan de Padilla y se afirmaron en el revolucionario objetivo de dilucidar la legitimidad de ejercicio del monarca, pues proponían conseguir la anulación del servicio votado en La Coruña, la vuelta al sistema de encabezamientos, reservar cargos públicos y beneficios eclesiásticos a los castellanos, prohibir la salida de dinero y designar a un castellano para dirigir el reino en ausencia del Rey.

La localidad vallisoletana de Medina del Campo fue arrasada por el fuego imperial el 21 de agosto de 1520, después de que sus habitantes se negaran a proporcionar la artillería real depositada en el cerro de la Mota para hacer frente a las milicias segovianas, como ordenaba el cardenal Adriano. Ese mismo mes, la también vallisoletana localidad de Tordesillas, donde el Emperador había confinado a su madre, la reina Juana, vio entrar en tromba a los comuneros, con Padilla al frente, para tratar de ganarse la voluntad de la soberana.

Valladolid no tardaría en erigirse en capital radical, en especial a raíz de que Medina del Campo fuera arrasada por el fuego imperial

La Tierra de Campos palentina tampoco se libró de la refriega y asistió, entre enero y marzo de 1521, a un trepidante levantamiento antiseñorial espoleado por el obispo Antonio de Acuña. Torrelobatón y su castillo, tomados por Padilla a finales de febrero de 1521, dejaron testimonio del último destello de gloria de los comuneros, que el 23 de abril, en plena huida hacia Toro, eran interceptados y derrotados por el ejército imperial en una campa próxima a la localidad vallisoletana de Villalar, concretamente en el lugar denominado Puente de Fierro, sobre el arroyo de los Molinos, un terreno muy fangoso. La decapitación en Villalar, el día siguiente, de los tres capitanes comuneros, Padilla, Bravo y Maldonado, fijará el referente histórico de una gesta revolucionaria que, aunque finalmente derrotada, dejará en la memoria un hondo poso de lucha por las libertades y contra el despotismo.

De hecho, en 1889 se construyó el monolito que rinde homenaje a los tres capitanes y que simboliza el hálito de libertad que impulsaba la revuelta, y en 1932, la localidad adoptó el nombre completo de Villalar de los Comuneros.

________________________________________________________________Subir al inicio Subir al inicio

31-01-2021 - Huellas comuneras en edificios de la región

PATRIMONIO

Iglesias, castillos, plazas y calles castellanas y leonesas guardan la memoria de la Guerra de las Comunidades.

ENRIQUE BERZAL

El Acueducto de Segovia, visto desde El Salvador y uno de los escenarios más madrugadores de la revuelta, en una fotografía de 1852. / TENISON-COLECCIÓN DE JUAN FRANCISCO SÁEZ (DOBLÓN)
El Acueducto de Segovia, visto desde El Salvador y uno de los escenarios más madrugadores de la revuelta, en una fotografía de 1852. / TENISON-COLECCIÓN DE JUAN FRANCISCO SÁEZ (DOBLÓN)

Aunque la rebelión comunera comenzó y terminó en Toledo, tuvo su epicentro fundamental en tierras castellanas y leonesas. 500 años después, no es difícil reconstruir la senda comunera en nuestra comunidad, testigo de aquellas jornadas cruciales para la historia de España. Cabría preguntarse, por tanto, dónde perviven las huellas más representativas de este acontecimiento histórico sobre el que se apoya la fiesta de Castilla y León, qué lugares rememoran las etapas más importantes de la Guerra de las Comunidades.

En el convento segoviano del Corpus arrancó la revuelta. Ocurrió el 29 de mayo de 1520, durante la asamblea anual para elegir a todos los oficiales ejecutivos y cargos de representación, y se saldó con el asesinato del corchete Hernán López Melón por apoyar al corregidor. El templo actual se levanta en el solar que ocupó la Sinagoga mayor, prácticamente devastada por un incendio en 1899.

También el Azoguejo de Segovia se convirtió en madrugador escenario de la revuelta, al congregarse allí la multitud y prender a Roque Portalejo, que amenazaba con delatar a los amotinados, corriendo la misma suerte que López Melón. En las proximidades de la iglesia de San Miguel hicieron otro tanto con el procurador Rodrigo de Tordesillas, a quien estrangularon antes de colgar su cadáver junto a los otros asesinados. En el bando contrario se significó el Alcázar, bastión realista cuya resistencia trataron los comuneros de socavar desde la antigua catedral: la lucha causó la destrucción de la antigua seo segoviana, que se encontraba en la actual plazuela del Alcázar.

La revuelta arrancó en Castilla y León el 29 de mayo de 1520 en el convento segoviano del Corpus

Cambiamos de provincia y nos trasladamos a Burgos, concretamente al Palacio Episcopal, primer foco del amotinamiento comunero como respuesta al incendio de Medina del Campo, en agosto de 1520, por parte de los imperiales. Un mes antes, el condestable había reunido a los procuradores de vecindades en la capilla de Santa Catalina de la catedral para tratar de calmarles. Las crónicas también relatan cómo la multitud airada se dirigió a la iglesia de Atapuerca (otros dicen que fue a la de Vivar del Cid) a buscar al aposentador real, Giofredo Garci Jofré de Cotannes, a quien terminarían asesinando.

El convento de San Francisco de Zamora, extramuros (hoy sede de la Fundación Hispano Portuguesa Rei Afonso Henriques), acogió a dos comuneros de renombre, Pero Lasso de la Vega y Pedro de Ayala, encargados de incitar los ánimos a favor de su causa. Además, en la Plaza Mayor fueron quemadas las estatuas de los procuradores Bernardino de Ledesma y Francisco Ramírez por votar a favor del servicio solicitado por Carlos I en las Cortes de La Coruña.

A la izquierda, casa de Juan Bravo en Segovia a principios del siglo XX.A la derecha arriba, Casa de las Conchas de Salamanca, que fue propiedad de la familia Maldonado. Debajo, arco e iglesia de Santa María de Villabrágima en los años setenta. / MINISTERIO DE CULTURA Y ARCHIVO MUNICIPAL
A la izquierda, casa de Juan Bravo en Segovia a principios del siglo XX.A la derecha arriba, Casa de las Conchas de Salamanca, que fue propiedad de la familia Maldonado. Debajo, arco e iglesia de Santa María de Villabrágima en los años setenta. / MINISTERIO DE CULTURA Y ARCHIVO MUNICIPAL

En León, el enfrentamiento entre los Guzmanes, principales partidarios de la revuelta comunera, y los Quiñones se desarrolló, fundamentalmente, en las plazas de San Marcelo (entonces San Marciel) y Santa María de la Regla, en las inmediaciones de la catedral –cuyo cabildo, por cierto, también se mostró partidario de la causa comunera–, siguiendo por las calles de la Ollería, Rúa Mayor y Herrería de la Cruz. De hecho, el famoso Palacio de los Guzmanes, en la plaza de San Marcelo, fue mandado construir por el líder comunero local Ramiro Núñez de Guzmán.

La capilla del Cardenal de la catedral de Ávila fue sede del primer gobierno comunero, reunido el 1 de agosto de 1520. Esta Santa Junta, presidida por Pedro Laso y el deán de Ávila, otorgaba gran protagonismo al elemento popular, representado por el tundidor Pinillos y, a través de la llamada 'Ley perpetua del reino de Castilla', estableció el proyecto político inicial de las Comunidades.

Más trágica fue la huella dejada por los imperiales en la localidad vallisoletana de Medina del Campo, pues en agosto de 1520, la negativa del Concejo y de sus habitantes a prestar el arsenal de artillería fue contestada por el capitán Antonio de Fonseca con la quema de algunas casas del exterior de la población. El tipo de materiales con que estaban construidas y la entrega de sus habitantes a la defensa de la plaza terminaron por provocar un devastador incendio en el centro de la villa, que acabó con casi todo: el convento de San Francisco, las calles céntricas, las casas particulares, los monumentos, las mercancías de los comerciantes… todo lo más representativo e importante de la ciudad.

Fotografía antigua de la Plaza Mayor de Medina del Campo. / MINISTERIO DE CULTURA
Fotografía antigua de la Plaza Mayor de Medina del Campo. / MINISTERIO DE CULTURA

Tordesillas, también en Valladolid, se convirtió en capital circunstancial de la rebelión comunera cuando, el 29 de agosto de 1520, las tropas de Juan de Padilla, al frente de las milicias de Toledo, Madrid y Segovia, entraron en la ciudad. Intentaban conseguir el apoyo explícito de la reina Juana, a quien visitaron en su palacio (ya desaparecido), aunque finalmente no lo obtuvieron. El seguimiento de las huellas comuneras obliga a detenerse en Villabrágima, localidad convertida en noviembre de 1520 en sede del cuartel comunero, liderado por Pedro Girón. Además, en su iglesia de Santa María fray Antonio de Guevara, enviado por el bando realista, trató infructuosamente de alcanzar un acuerdo con el obispo Acuña.

Mientras tanto, Medina de Rioseco, feudo del almirante de Castilla, no tardó en convertirse en el núcleo del rearme imperial contra las Comunidades, atemorizados los nobles por el movimiento antiseñorial desatado en Tierra de Campos. El último destello de poderío comunero tuvo como escenario la localidad vallisoletana de Torrelobatón, propiedad, precisamente, del almirante de Castilla, cuya situación estratégica, en la línea que une Valladolid, Medina de Rioseco y Tordesillas, se antojaba decisiva para avanzar en los intereses de la Comunidad. La campaña la preparó a conciencia Juan de Padilla, que, tras tres días de duro asedio, se hizo con ella el 29 de febrero de 1521.

La capilla del Cardenal de la catedral de Ávila fue la sede del primer gobierno comunero

Villalar marca el trágico y simbólico final del trayecto. El 23 de abril de 1521, en una campa próxima a la localidad, concretamente en el lugar denominado Puente de Fierro, sobre el arroyo de los Molinos, los imperiales dieron alcance y derrotaron al ejército de las Comunidades, que se dirigía hacia Toro. Los capitanes comuneros, Juan de Padilla, Juan Bravo y Francisco de Maldonado, fueron conducidos primero a la fortaleza de Villalbarba y luego a Villalar. Los decapitaron al día siguiente en la plaza del pueblo, donde se instaló el cadalso y un estrado para los representantes de la monarquía.

Un repaso a las huellas más representativas de la guerra de las Comunidades no puede obviar el lugar donde reposan los restos de los tres capitanes. Es bien sabido que los gobernadores se opusieron al traslado del cadáver de Padilla a Toledo, al sepulcro de su familia, aunque autorizaron depositarlo en el monasterio olmedano de La Mejorada; aún hoy, sin embargo, se desconoce si se cumplió esta disposición o si sus restos reposan en la iglesia de San Juan Bautista de Villalar.

Palacio de los Guzmanes, a la derecha, propiedad del líder comunero Ramir Núñez de Guzmán. / MINISTERIO DE EDUCACIÓN
Palacio de los Guzmanes, a la derecha, propiedad del líder comunero Ramir Núñez de Guzmán. / MINISTERIO DE EDUCACIÓN

Más difícil es señalar el lugar exacto en el que dieron sepultura a Juan Bravo. Y es que, si bien la tradición los ubica en el antiguo convento dominico de Santa Cruz la Real, desamortizado en el siglo XIX y cuyas dependencias hoy conforman el campus de la IE University, no hace mucho se popularizó la teoría de su traslado, precisamente a raíz de la desamortización, a la iglesia de San Félix, en Muñoveros, localidad de la que era oriunda Catalina del Río, la primera mujer del comunero.

El cuerpo de Francisco Maldonado, por su parte, terminó siendo trasladado a Salamanca gracias a la solicitud del doctor De la Reina, su suegro, hombre muy respetado en la Corte, siendo enterrado en el convento de San Agustín: derruido este por los franceses en la Guerra de la Independencia, se reconstruyó en 1827 para ser desamortizado poco después.

________________________________________________________________Subir al inicio Subir al inicio

11-03-2021 - Curso de Recreaciones Históricas - Última hora de la Semana Renacentista de Medina - David Muriel

Curso de Recreaciones Históricas - Última hora de la Semana Renacentista de Medina - David Muriel
________________________________________________________________Subir al inicio Subir al inicio

15-04-2021 - Ramón Rodríguez López

Ramón Rodríguez López y David Muriel

Ramón Rodríguez López y David Muriel

Hoy en el Senado con David Muriel, de la Asociación Española de Fiestas y Recreaciones Históricas, para impulsar las Conmemoraciones Históricas como valor cultural, didáctico, turístico y económico.

David Muriel Alonso

Encantados de colaborar en poner el valor una buena parte del patrimonio inmaterial de nuestro país

________________________________________________________________Subir al inicio Subir al inicio

19-05-2021 - Fuentes destaca que el movimiento comunero fue "crucial"

SPC

El presidente de la Fundación de Castilla y León participó en la apertura del congreso internacional, que "reúne a catedráticos y especialistas de las universidades y centros de investigación más prestigiosos".

Fuentes destaca que el movimiento comunero fue "crucial" - Foto: Ical

Fuentes destaca que el movimiento comunero fue "crucial" - Foto: Ical

El presidente de las Cortes Regionales y de la Fundación de Castilla y León, Luis Fuentes, aseguró hoy en el salón del actos del Parlamento autonómico que el movimiento comunero fue “un periodo crucial" del  "pasado para el devenir de la Comunidad, España y el mundo” y que “merece ocupar un lugar destacado en los libros de la historia universal”. 

Así lo apuntó en su intervención durante la apertura del congreso internacional ‘El tiempo de la libertad. Comuneros V Centenario’, acompañado del presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, a quien dio la bienvenida a “un congreso de primerísimo nivel, que reúne a catedráticos y especialistas de las universidades y centros de investigación más prestigiosos, españoles y europeos”, como la Sorbona, el CSIC, la University of Sheffield o el Institut Max Planck de Frankfurt. “hemos superado con creces todas las expectativas”, señaló Fuentes en declaraciones a Ical.

El congreso, que vivió una jornada de prólogo ayer martes en Burgos, y que se prolongará en Valladolid hasta el viernes, antes de una jornada a modo de epílogo en Medina del Campo, el sábado, reunirá los próximos días a “expertos de dentro y fuera de nuestras fronteras”, que buscarán “ahondar en lo que significó el movimiento comunero”. 

En declaraciones recogidas por Ical, Fuentes apuntó que hoy arranca uno de los eventos en los que han puesto “más dedicación y empeño” desde la Fundación de Castilla y León, y lo hace “en la sede de la soberanía de Castilla y León y cuna de la democracia”. “Estas Cortes son las herederas de aquellas donde hace cinco siglos los ciudadanos reclamaron la libertad, paz y justicia social de las que hoy disfrutamos”, señaló.

Según apuntó, el congreso busca abordar tres grandes retos. En primer lugar, “profundizar en las causas, protagonistas, desarrollo y consecuencias del levantamiento desde un punto de vista interdisciplinar”, para lo cual se abordarán los hechos desde una dimensión múltiple: histórica, literaria, jurídica, política, cultural, social y artística. 

El segundo desafío, explicó, pasa por “poner en contacto a los grandes especialistas en la materia, españoles y extranjeros, con jóvenes y no tan jóvenes investigadores”. Así, aplaudió los 32 “magníficos trabajos” que se han recibido en forma de comunicaciones durante los últimos meses, elaborados por catedráticos, profesores, estudiantes de máster, doctorandos o docentes ya jubilados. Todo ese material se publicará en una “magnífica monografía” junto a las ponencias marco, que abordan cuestiones como la vinculación del movimiento comunero con la alianza francesa, la teoría del consentimiento, la presencia del mito en el siglo XIX y los discursos de la Segunda República, el cerco del alcázar de Segovia o el papel del Consejo Real, entre otros muchos.

Por último, afirmó que el tercer reto es “poder utilizar las conclusiones que se extraigan de esta cita para iniciar un tercer periodo en la investigación del movimiento comunero, una nueva etapa que recoja el valioso legado de las dos etapas anteriores”. “Un congreso científico siempre es una oportunidad de oro para consolidar los conocimientos adquiridos y compartir otros nuevos. Este tipo de encuentros son la continuidad del trabajo realizado en las universidades, y en Castilla y León estamos orgullosos de contar con algunas de las más antiguas y mejores”, señaló antes de valorar que “es apasionante que 500 años después, el debate siga abierto”, e instar a los participantes a “continuar con la investigación, fomentando un esclarecimiento desapasionado y objetivo de lo que fue el movimiento comunero”. 

________________________________________________________________Subir al inicio Subir al inicio

19-05-2021 - Pasado, futuro y vigencia confluyen en un congreso sobre movimiento comunero.

Fuente: EFE

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, interviene en el acto de inauguración del congreso.EFE/NACHO GALLEGO

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, interviene en el acto de inauguración del congreso.EFE/NACHO GALLEGO

El congreso internacional ‘El tiempo de la libertad. Comuneros V Centenario’ ha comenzado este miércoles en las Cortes de Castilla y León con el objetivo de profundizar, en sus cuatro jornadas, en el pasado, futuro y la vigencia del movimiento de las Comunidades de Castilla y su consumación con la derrota en Villalar (1521).

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, interviene en el acto de inauguración del congreso.EFE/NACHO GALLEGO

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, interviene en el acto de inauguración del congreso.EFE/NACHO GALLEGO

El presidente del Parlamento autonómico y de la Fundación de Castilla y León, Luis Fuentes, ha sido el encargado de inaugurar este congreso al que asistirán más de un centenar de inscritos a las tres sesiones científicas que se celebrarán en las Cortes del 19 al 21 de mayo, antes del epílogo que tendrá lugar al día siguiente en la villa de Medina del Campo.

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, interviene en el acto de inauguración del congreso.EFE/NACHO GALLEGO

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, interviene en el acto de inauguración del congreso.EFE/NACHO GALLEGO

________________________________________________________________Subir al inicio Subir al inicio

27-05-2021 - I CONCURSO DE ARTE URBANO "MedinaArte" El evento se desarrollará en el marco de la Semana Renacentista 2021 y de Mapping ME!

I CONCURSO DE ARTE URBANO "MedinaArte" El evento se desarrollará en el marco de la Semana Renacentista 2021 y de Mapping ME!

I CONCURSO DE ARTE URBANO "MedinaArte" El evento se desarrollará en el marco de la Semana Renacentista 2021 y de Mapping ME!

http://www.medinadelcampo.es/.../495-i-concurso-de-arte...

________________________________________________________________Subir al inicio Subir al inicio

01-06-2021 - LA HISTORIA VIVA.
Revista de la Asociación Española de Fiestas y Recreaciones Histórica

LA HISTORIA VIVA. Revista de la Asociación Española de Fiestas y Recreaciones Históricas.
LA HISTORIA VIVA.
Revista de la Asociación Española de Fiestas y Recreaciones Históricas.

NUESTRA HISTORIA ESTÁ LLENA DE
BATALLAS POR GANAR

Y ESTA GUERRA TAMBIÉN LA GANAREMO.

Antonio Madrid
Presidente de la Asociación 
Española de Fiestas y 
Recreaciones Históricas
Antonio Madrid Presidente de la Asociación Española de Fiestas y Recreaciones Históricas

Queridos amigos de las fiestas y recreaciones históricas.

De nuevo volvemos a encontrarnos este año en estas páginas a través de las cuales queremos mostraros la riqueza de la historia y de la fiesta de nuestro país.

Un año que, sin lugar a duda, ninguno de nosotros olvidará jamás. El año en que el mundo se detuvo, el año en que la fiesta se detuvo, el año incluso en que se paró mi corazón.

Cuando en el mes de febrero de 2020 se empezó a hablar del virus ese de China, poco me podía imaginar que una a una, suspenderíamos nuestras fiestas y recreaciones y nuestra vida, para protegernos desde nuestras casas.

Y suspendimos, aunque parezca paradójico, porque queríamos volver a vernos, porque queríamos volver a veros a todos. No fue una decisión fácil, cada una de nuestras fiestas esperó hasta que no pudo hacer otra cosa, con la esperanza de que la tormenta pasaría pronto.

El mundo se detuvo. Pero nosotros seguimos.

Seguimos como siempre, apoyándonos los unos en los otros.

Seguimos organizando nuestra asamblea y aprendiendo a usar las nuevas tecnologías que, ocupados como estamos en rememorar el pasado, a veces se nos resisten. Seguimos pensando en la difusión y la participación, aunque de otra manera.

Nuestras redes sociales se llenaron de romanos, de soldados napoleónicos, de caballeros y damas renacentistas y barrocas…. Se llenaron de canciones medievales y de mensajes de ánimo y de apoyo porque sabíamos que esta guerra, como todas las que cada año conmemoramos en nuestra Asociación, también la vamos a ganar.

Hemos enseñado historia, pero no solo la que recreamos cada año, sino la historia de las propias fiestas, rescatando grabaciones y fotos, trajes y anécdotas, y haciéndoselos llegar a todos con la seguridad de que pronto volveremos.

Y nos hemos acordado de los artesanos, de los taberneros y de todas esas personas para las que nuestra fiesta es su modo de vida. Por ellos y por nosotros seguimos adelante.

Este año 2020 se me paró el corazón pero solo para ahora poder latir más fuerte. Si escucháis atentamente sus latidos dicen: Fiesta... Historia… Cultura… Trabajo… Vida...

Seguiremos luchando.

- Revista La Historia Viva nº 4 - año 2021.pdf

________________________________________________________________Subir al inicio Subir al inicio

Continúan las noticias... Noticias anteriores

Esta pagina está en constante actualización, diseñada para visualizar en 800 x 600 y superior, mantenida por Juan Antonio del Sol Hernández - MEDINA DEL CAMPO, -- Última modificación: 2002-2021
Todo el contenido de esta Web está incluido con el único y sano fin de tratar de divulgar y dar a conocer lo más posible la historia de Medina del Campo, Villa de las Ferias. Si en alguna de las páginas que contiene esta Web hay algún material que no debería estar incluido por disponer de derechos de autor, rogaría me lo comunicasen e inmediatamente sería retirado.