Vista panorámica

Villa histórica, monumental, escultórica y paisajística
Villa de las Ferias

Correo electrónico
Música de la página

Vd. se encuentra en: - Nuestro Patrimonio actual Nuestro Patrimonio actual - Iglesia Colegiata de San Antolín  
IGLESIA COLEGIATA DE SAN ANTOLÍN
Iglesia Colegiata de San Antolín. Dibujo a bolígrafo de Cristina Figueroa
Iglesia Colegiata de San Antolín. Dibujo a bolígrafo de Cristina Figueroa

MENÚ DE CONTENIDO


24-01-14 - Las goteras en la Colegiata de Medina ponen en peligro las tallas y el retablo

La imagen de la Virgen de la Soledad ha tenido que ser desplazada a la sacristía

PATRICIA GONZÁLEZ | Medina del Campo

El párroco muestra la talla de la Soledad. / P. González
El párroco muestra la talla de la Soledad. / P. González

La imagen de la Virgen de la Soledad (siglo XVI) ha abandonado su lugar habitual de descanso, el retablo de la Epístola de la capilla de Nuestra Señora de las Angustias de la Colegiata de San Antolín, para ser trasladada de manera transitoria a la sacristía del templo. Este cambio de emplazamiento está motivado por una gran gotera que si el Arzobispado de Valladolid no pone remedio, acarreará un grave problema tanto a los feligreses como al párroco, Rodolfo García, quien lleva tres años esperando a que le den una solución a este problema.

«Llevo años detrás del Arzobispado para que me arreglen esta gotera y el resto de humedades y nadie me hace caso, a pesar de que el Arzobispado conoce de primera mano lo que está ocurriendo, ya que les envió correos electrónicos, fotos y voy en persona hasta Valladolid para intentar solucionar algo», comentó García, quien mientras espera la respuesta del Arzobispado para ver si tanto ellos como la Junta de Castilla y León habilitan una partida presupuestaria para retejar los cuatro metros cuadrados de tejado en malas condiciones, tiene que sufrir durante las misas el desprendimiento de cascotes. «Esta situación es más preocupante en las misas de niños porque me da miedo de que se caiga algo de yeso y tengamos un disgusto».

Por el momento, el párroco, además de cambiar a la Soledad para preservar su seguridad, agradece que no haya pasado nada y, «gracias a Dios, los dos lienzos que hay en el retablo barroco, que son valiosísimos, se han salvado y no se han mojado», pero lamenta esta situación que «tarde o temprano tendrá que finalizar y nos tendrán que arreglar la gotera y todas las humedades porque no podemos seguir así y la parroquia no tiene dinero para pagar el arreglo».

Desde hace tres años García imparte misa en el templo más importante de Medina del Campo durante las mañanas y las tardes-noche. Las eucaristías –hasta seis al día– y el aumento de feligreses (un centenar de niños para tomar la comunión y más de 70 para confirmarse para este año) hacen que la capilla de las Angustias, que se utiliza durante el invierno para ahorrar en calefacción en la nave central, sea el punto de encuentro de los católicos practicantes de la localidad.

«La semana pasada, con las lluvias y después con el deshielo de la nieve, durante una misa de niños caía agua que chorreaba por todos los lados», comentó García, quien se alarmó porque el charco de agua alcanzó el metro y medio y llegaba más allá del retablo, por lo que el manto de la Soledad y la talla se empaparon».

A pesar de que el párroco remitió su preocupación en multitud de correos electrónicos al Arzobispado en los que adjuntó fotografías de la gotera y de las diversas humedades del templo, estos «siempre me dan la negativa por respuesta argumentando que no tienen dinero». El cura de la Colegiata también presentó la reclamación de ayuda en noviembre pasado ante la delegación territorial de la Junta de Castilla y León. Dos meses después, ni la Junta de Castilla y León ni el Arzobispado han comunicado al párroco si finalmente llegará una partida presupuestaria para arreglar la gotera. Ya no es solo un problema de la iglesia, sino que «los vecinos del bloque de al lado ya han comunicado que tienen humedades además de los problemas derivados de los palominos», explica. Esta gotera no es el único problema de humedades que tiene el templo: el afamado balcón en el que se encuentra la Virgen del Pópulo también tendría un grave problema de humedades al igual que parte de la capilla del Cristo de la Concepción (Quiñones) y de la casa del campanero.

«Cuando se hizo la última rehabilitación de la iglesia no se debió acometer de manera correcta ya que estamos sufriendo graves problemas de humedades», explicó el párroco, quien lamentó la imposibilidad de acometer una obra global que pusiera fin a estos problemas.

El resto del agua, que llega a una altura considerable, también es un denominador común de la zona anexa a la capilla de las Angustias, donde además de haber un gran desprendimiento con posibilidad de derrumbe, se encharca con demasiada frecuencia. «Esta zona es muy peligrosa ya que el techo se está cayendo», señaló García, quien si tuviera dinero suficiente dispondría en ese espacio un área destinado para las catequesis y confirmaciones.

______________________________________________________________Subir al inicio Subir al inicio

25-01-14 - Un agujero en el techo de La Colegiata de Medina ocasiona una gran gotera

R. GRIS

Un agujero en el techo de La Colegiata de Medina ocasiona una gran gotera
Un agujero en el techo de La Colegiata de Medina ocasiona una gran gotera

Santo y seña de Medina del Campo. Un Bien de Interés Cultural (BIC) que está en unas condiciones lamentables. Las humedades del interior de La Colegiata de San Antolín se han agravado durante los últimos días debido a un corrimiento de tejas que ha ocasionado un impresionante agujero en una de las capillas del templo, lo que ha generado que el agua pueda entrar a raudales durante los últimos días de precipitaciones poniendo en peligro uno de los retablos por donde cae el agua. «La situación es muy complicada porque el agua está entrando en el interior del templo», destacó el presidente de Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio de Valladolid, Miguel Ángel García.

El destrozo en el tejado se produjo hace varios días y desde entonces no se ha realizado ninguna obra en el monumento para subsanar el problema y acabar con las impresionantes goteras que caen encima del retablo. Si bien es cierto que el párroco de la iglesia se ha puesto en contacto con el Arzobispado de Valladolid para avisar de la situación que está viviendo. A su vez, éste ya ha entablado las primeras conversiones con la Junta de Castilla y León para realizar una obra de reparación y subsanar así la importante deficiencia en el edificio.

El vicario de la Diócesis, Luis Argüello, apuntó que después de las conversaciones mantenidas con la Junta de Castilla y León se están realizando los trámites pertinentes para comenzar unas obras de carácter urgente en el tejado de la capilla de Las Angustias de La Colegiata de San Antolín para solventar el problema con la mayor celeridad posible.

Cabe recodar que, al ser un Bien de Interés Cultural, únicamente la Dirección General de Patrimonio tiene las competencias necesarias para actuar en el edificio lo que, naturalmente, puede retrasar el comienzo de los trabajos. Esta circunstancia puede agravar el daño que se está haciendo en la en la capilla de Las Angustias. «El pasado fin de semana cuando cayó aguanieve se pudo ver perfectamente que el agua caía con fuerza en el interior», comentó García.

Situación precaria. La Colegiata de San Antolín es uno de los edificios más imponentes de la Plaza Mayor de la Hispanidad, por su gran dimensión (su fachada posterior da a la calle de Bravo). Está declarada Monumento Histórico Artístico del patrimonio español y la capilla de Las Angustias es un edificio anejo al templo, que ahora está en una situación precaria con multitud de humedades.

______________________________________________________________Subir al inicio Subir al inicio

16-02-14 - Las instituciones se unen para salvar de las goteras a la colegiata de Medina del Campo

La Junta anuncia una partida de urgencia para reparar los daños ocasionados por las humedades

P. GONZÁLEZ | MEDINA DEL CAMPO

Daños ocasionados por las goteras en la colegiata de Medina del Campo. / P. G.
Daños ocasionados por las goteras en la colegiata de Medina del Campo. / P. G.

La Junta de Castilla y León pagará parte del arreglo de las goteras que estropean los techos de las capillas de Nuestra Señora de las Angustias y del Cristo de la Concepción (Quiñones) de la iglesia de la Colegiata de Medina del Campo, según confirmó este sábado el párroco, Rodolfo García, quien agregó que el Arzobispado y la parroquia también tendrán que aportar algo de dinero para «poder acometer las obras, tanto de estas dos capillas como de la parte anexa a la zona de Nuestra Señora de las Angustias».

Por el momento, se desconoce la cuantía total de las obras y cuándo comenzarán, ya que «estamos con los arquitectos elaborando una especie de proyecto para poder cuantificar el presupuesto y dar forma a todo lo que tenemos que hacer y arreglar, que es mucho». Durante el mes pasado, debido a las intensas y constantes lluvias, el párroco y los integrantes de las diferentes cofradías del municipio se vieron obligados cambiar de ubicación la imagen de la Virgen de la Soledad (siglo XVI) y a trasladarla de manera transitoria a la sacristía para que la talla no sufriera desperfectos ni daños por el agua.

La queja pública del párroco y sus constantes demandas parecen haber causado efecto, ya que además de poner remedio a la gotera de la capilla –donde de manera habitual se celebran las liturgias en invierno–, también se arreglará la capilla de los Quiñones. Otra de las zonas que se rehabilitarán será el área próxima a la sacristía de Nuestra Señora de las Angustias.

______________________________________________________________Subir al inicio Subir al inicio

17-03-14 - Los veinte 'ayudantes' de la Colegiata

La de Medina es la iglesia con más monaguillos de la provincia

P. GONZÁLEZ | VALLADOLID

Llegan de jugar al fútbol en la Plaza Mayor y, entre curiosos, turistas y feligreses cruzan el umbral de la puerta principal del templo de mayor impronta de Medina del Campo, la iglesia La Colegiata, para mezclarse de manera casi imperceptible entre las mujeres que ponen velas a los santos. Tras serpentear bastones, bancos, bolsos y abrigos logran alcanzar la sacristía de la Capilla de las Angustias donde, entre risas, juegos de última hora y anécdotas del recreo, reparten las albas cándidas de cuello monacal en rojo y los roquetes blancos inmaculados.

Una veintena de perchas de madera invaden un gran escritorio de nogal y las puertas del armario, abiertas de par en par, dejan paso a plumíferos y chaquetas del Barcelona y del Real Madrid. Una vez vestidos y colocados arbitrariamente –pequeños, grandes y medianos de estatura– en una fila de uno en uno desfilan hasta el altar principal donde el párroco, Rodolfo García, comienza su liturgia.

Las campanas, el cáliz, las bandejas, los cestillos y el incensario son su patrimonio, y los dos escalones de mármol y el pasillo central de la capilla, su territorio durante las cinco misas en las que ayudan a García.

Esta estampa se repite todos los fines de semana desde el pasado 2011 cuando el nuevo cura consiguió recuperar la figura del monaguillo. Desde aquella misa que hizo que saltaran los destellos de las cámara de fotos y de los teléfonos móviles de los feligreses, hasta hoy, han pasado tres años. Tiempo en el que los viajes a Alcalá de Henares para comprar más trajes son más que frecuentes en la agenda del párroco, ya que los niños de la Colegiata han convertido al templo en el de mayor número de monaguillos de todos los que posee la Archidiócesis de Valladolid.

Y es que además de ser los más numerosos –en la actualidad la iglesia cuenta con veinte monaguillos de los que seis se han incorporado en lo que va de año– también dos de ellos (hubo un empate técnico) han conseguido alzarse el pasado fin de semana con el galardón al mejor monaguillo de toda la Archidiócesis. Recompensa que los chicos exhiben como si se tratase de la copa de la 'Champions League'.

______________________________________________________________Subir al inicio Subir al inicio

06-08-14 - Intentan robar en la Colegiata de Medina por segunda vez en un mes

El párroco busca fórmulas para que la puerta de la calle Bravo no vuelvaa ser forzada

PATRICIA GONZÁLEZ | MEDINA DEL CAMPO

Últimos retoques de pintura en el interior de la Colegiata. / Fran Jiménez
Últimos retoques de pintura en el interior de la Colegiata. / Fran Jiménez

Lo anunció en la misa del domingo para que los feligreses, que ya habían escuchado el rumor en la calle, se fueran tranquilos a sus casas y supieran de primera mano lo que había ocurrido de verdad. Y es que por segunda vez en este mes la iglesia la Colegiata de Medina del Campo ha sido el objetivo de los cacos, quienes han intentado entrar en su interior para «robar o a saber, ya que por donde quisieron entrar es un acceso a las salas de catequesis y no hay nada de valor», comentó el párroco del templo más importante de la localidad, Rodolfo García, quien agregó que «hace cinco meses también intentaron entrar por esa misma puerta por lo que yo ya estoy inquieto y disgustado, ya que nunca puedes estar tranquilo puesto que piensas que están al acecho».

Finalizan las obras de acondicionamiento del templo

Tras varios meses de intensas labores de rehabilitación, las obras de acondicionamiento de las cubiertas de la parte trasera de la Capilla de Nuestra Señora de las Angustias ya han finalizado, según comentó García, quien mostro su satisfacción al ver como las goteras que tantos quebraderos de cabeza le han levantado durante todo el invierno ya están reparadas.

Las obras, cuya inversión ha ascendido a 50.000 euros, han sido financiadas por la Junta de Castilla y León (ayuda de urgencia) y el Arzobispado de Valladolid.

Sin embargo, en el tintero quedarían las humedades del afamado balcón en el que se encuentra la Virgen del Pópulo y las goteras de parte de la capilla del Cristo de la Concepción (Quiñones) y de la casa del campanero.

Además de hacer de manera completa todo el techo de los anexos a la Capilla de Nuestra Señora de las Angustias, los operarios, en cuatro meses, también han repuesto todo el tejado de dicha zona.

El posible hurto fallido se produjo en la tarde noche del viernes pasado, sobre las nueve y media de la noche, cuando el párroco ya no se encontraba en el templo y todas las puertas estaban cerradas para los feligreses y visitantes.

«Cómo sabían que no estábamos intentaron forzar la puerta de la colegiata que da a la calle Bravo y que está enfrente del bar Casino y de una agencia de viajes», comentó García, quien está a la espera de poder cambiar la cerradura e instalar un nuevo sistema de seguridad que pueda impedir la entrada a los ladrones.

Según el párroco, los ladrones forzaron esta puerta, que es corredera y que ya había sido modificada hace unos cinco meses cuando «intentaron entrar por la misma puerta para robar, pero cambiamos los topes y le hicimos unos arreglos para que el acceso fuera imposible». Pero las maniobras de los cacos hicieron que finalmente la puerta cediera. A pesar de forzar esta primera entrada, el párroco decidió horas antes de marcharse cerrar a cal y canto el segundo acceso a las salas de catequesis y despachos parroquiales como «una medida de seguridad y por si acaso, ya que como hace cinco meses intentaron entrar por la misma puerta, desde entonces cerramos todas para mayor protección». Al ver la imposibilidad de acceder a la nave central del templo, donde descansan importantísimas piezas de arte, los ladrones cesaron en su intento y se marcharon. Por el momento el párroco ya está buscando la fórmula para que la puerta de la calle Bravo no vuelva a convertirse en el posible coladero de los cacos.

Segundo intento

Este intento no ha sido el único que García ha tenido que sufrir en el último mes, ya que durante julio dos individuos, aprovechando que el templo estaba abierto debido a las obras que se estaban realizando y que han finalizado ayer mismo, se introdujeron hasta la sacristía, donde abrieron varios cajones de un mueble antiguo en el que García guarda los libros de la liturgia. «Les pillé justo en el momento en el que estaban abriendo los cajones», explicó el cura, quien enseguida se dio cuenta de las intenciones insanas de los dos varones.

«Me dijeron que si les daba dinero para hacer un viaje y les dije que fueran a Cáritas, ya que me parecía una cosa muy extraña y les estaba viendo las intenciones», relata don Rodolfo, quien con vista larga y mucha picardía intentó con explicaciones sobre la ubicación de la sede de Cáritas que los hombres dejaran la sacristía y el templo.

Estos intentos de robo son los primeros que Don Rodolfo (como todos los medinenses conocen al párroco) vive desde que es cura en la Colegiata ya que «no ha pasado nada durante todo este tiempo, por lo que esperemos que la cosa siga así». No obstante hace algunos años y coincidiendo con el inicio de la crisis económica, la cofradía de Nuestra Señora de la Soledad denunció el robo de un rosario de plata datado a finales del siglo XIX, cuya característica principal era una cruz recta con un cristo de estilo románico.

Esta pieza se convirtió en el objeto de deseo de los cacos, quienes sin pensarlo dos veces arrebataron el rosario de las manos de la Virgen de la Soledad, una imagen que está situada en el altar de la capilla de Las Angustias de la Colegiata.

______________________________________________________________Subir al inicio Subir al inicio

23-10-14 - El Coro Harmonía de Valladolid celebra desde este viernes con tres conciertos el XX aniversario de su creación. Participará su homólogo francés, Harmonia Saint Pavace, creado también por la fundadora de la agrupación vallisoletana

Participará su homólogo francés, Harmonia Saint Pavace, creado también por la fundadora de la agrupación vallisoletana.

Cartel XX Aniversario Coral Harmónica
Cartel XX Aniversario Coral Harmónica

La Asociación Coral Harmonía de Valladolid celebra entre este viernes y el domingo el XX aniversario de su creación con tres conciertos, dos de ellos en la capital y uno en Medina del Campo, según informaron a Europa Press fuentes de la agrupación musical.

A los actos organizados para conmemorar las dos décadas del coro vallisoletano se ha sumado su homólogo francés, Harmonia Saint Pavace, bajo el común denominador de haber sido impulsadas ambas formaciones por la misma persona, Teresa Vega Arija.

El programa se inicia este viernes, a las 20.00 horas, en el Centro Cívico Parquesol, con un primer concierto en solitario en el que Coro Harmonía de Valladolid hará las delicias de los asistentes con un repertorio de música sacra y popular. A los conciertos previstos el sábado en la Iglesia de San Miguel de Valladolid, a las 20.30 horas, y el domingo en la Colegiata de San Antolín de Medina del Campo, a las 19.00 horas, se sumará Harmonia Saint Pavace, fundado hace diez años en dicha localidad francesa, a siete kilómetros de Le Mans, por Teresa Vega Arija, precisamente la misma que en 1994 creó el Coro Harmonía de Valladolid en el seno de la Escuela Musical Armonía de Parquesol.

La agrupación musical francesa, integrada por sesenta y dos voces, devuelve así la visita que su homóloga vallisoletana le tributó este año a tierras galas con motivo entonces del X aniversario de la constitución de la primera.

En la actualidad, el Coro Harmonía de Valladolid que dirige Valentín Benavides lo conforma un total de cuarenta y cuatro voces mixtas, entre músicos y aficionados a la música pertenecientes a las profesiones más diversas—desde guardias civiles hasta médicos y profesores, entre otros— cuyo repertorio se compone, fundamentalmente, de piezas clásicas, sacras y/o populares.

Además de sus actuaciones en distintos puntos de la geografía española y dos premios en el certamen Maestro Barrasa de Valladolid, la Asociación Coral Harmonía ha protagonizado también conciertos de gran éxito en las localidades de Le Mans (Francia) y Aveiro (Portugal). 

______________________________________________________________Subir al inicio Subir al inicio

 
Esta pagina está en constante actualización, diseñada para visualizar en 800 x 600 y superior, mantenida por Juan Antonio del Sol Hernández - MEDINA DEL CAMPO, -- Teléf. 696 42 68 94 -- Última modificación: