Vista panorámica
Medina del Campo. Villa histórica, monumental, escultórica y paisajística
Villa de las Ferias

Correo electrónico
Música de la página

Vd. se encuentra en: - Monasterios y Conventos Monasterios y Conventos  
CONVENTO DE SAN JOSÉ (MM. Carmelitas Descalzas)

MENÚ DE CONTENIDO


Convento de San José (MM. Carmelitas Descalzas):

A su derecha se encuentra el Palacio de Dueñas.

Fue la segunda casa que fundado la madre Teresa de Jesús, inaugurándose el 15 de agosto de 1567, instalándose durante su reconstrucción, que duraron dos meses, en la casa situada en la Plaza Mayor, junto a la iglesia de San Antolín, de doña María Juárez de Herreramientras, esposa del comerciante, Blas Medina, quienes la habilitaron la planta alta.

Convento de San José
Convento de San José

La Comunidad Carmelita compró las casas de doña Mayor, y su construcción es de una sola nave cubierta mediante bóveda de cañón, dispone de una iglesia construida en 1596, patio, claustro de dos alturas, ermita y huerta para poder abastecerse.

Doña Ana de Monroy, viuda de Antonio de Vera, adquirió el patronazgo de la capilla mayor en 1609, cediendo al convento importantes cantidades de dinero para su mantenimiento.

El retablo del altar mayor, de un solo cuerpo, es de orden corinto, imitando mármoles de varios colores; en cuyo centro se ve en escultura a San José. En el ático hay una pintura del Señor en la Cruz. La sacristía dispone de algunas pinturas, entre ellas un San Jerónimo muy bueno.

Tiene este convento una excelente escultura de Santa Teresa de Jesús que puede verse y admirarse.

El Ayuntamiento, el 8 de septiembre de 1616, hizo boto de guardar como festivo el día de Santa Teresa, tomándola como segunda Patrona.

La poderosa familia de los Álamos medinense se halla en relacionada con este convento de San José.


Calle de Santa Teresa. Puede verse la iglesia conventual previa petición de entrada a las respectivas demandadoras o por el torno. Fotografía: Convento de San José (Madres Carmelitas Descalzas).
categoría Museos
dirección: Santa Teresa, 16.
C.P: 47400
teléfono: 983 801 265
Horario:
De lunes a sábado:
8.30 h. Sólo misa para las monjas hasta Pascua. Domingos y festivos 11:00 h.
_______________________________________________________________Subir al inicio Subir al inicio

11-02-09 - Las carmelitas celebran su primer encuentro desde hace cuatro siglos y medio.

Antonio García | Ávila

  • La orden fue fundada por Santa Teresa de Jesús en el año 1562
  • El encuentro hace frente a la crisis de vocaciones en Occidente

Desde su fundación por Santa Teresa en 1562 no se habían reunido. Este martes ha comenzado un encuentro que tiene entre sus principales asuntos la crisis vocacional, sobre todo en Europa.

Cuarenta presidentas y primeras consejeras de las asociaciones de carmelitas descalzas europeas -19- y de Tierra Santa -1-, asisten hasta el 16 de febrero en Ávila al I Encuentro Europeo de las Carmelitas Descalzas , el primero en la historia del Carmelo desde que Santa Teresa de Jesús fundara esta orden en el año 1562.

Esta actividad se enmarca dentro de los actos previos a la inauguración el 14 de febrero de la primera Universidad de la Mística del mundo , promovida en la capital abulense por el Centro Internacional Teresiano Sanjuanista (CITeS), dependiente de la orden de los Carmelitas Descalzos. En sus nuevas instalaciones tiene lugar este encuentro.

Con la presencia de destacados especialistas en el ámbito religioso, entre ellos algunos miembros de la Congregación Vaticana de Religiosos, las asistentes harán un replanteamiento tanto de la situación de crisis vocacional, como de su autogobierno. Además, analizarán la llegada de vocaciones extranjeras y la realidad de los bienes artísticos y culturales.

La inauguración de este encuentro ha contado con la participación del superior general de los Carmelitas Descalzos, Luis Aróstegui, quien ha destacado el contraste entre el descenso de las vocaciones en Europa Occidental, sobre todo en España, frente al aumento de las mismas en el Este. También hay "riqueza vocacional" en numerosas zonas de Asia como India, Japón, Vietnam o Corea, e incluso en África o América Latina.

Para Aróstegui, la vida religiosa o contemplativa tiene sus mayores "desafíos" en el viejo continente, Australia, Estados Unidos o Canadá, debido al "cambio cultural" que se ha producido. Respecto a España, ha apuntado que es "el país que más llama la atención" en el exterior, ya que es "un desierto", en contraste con la imagen de hace tiempo como un país "misionero".

Frente a esta situación que apunta un descenso en las vocaciones en el conjunto de Europa y a un envejecimiento progresivo de la orden, el superior ha subrayado el incremento de carmelitas descalzas en países como Polonia o Croacia. Según ha recordado, en el Este el comunismo había hecho "casi desaparecer" al Carmelo, que ahora "está resurgiendo" en estos países en los que bajo el comunismo "se mantuvo un catolicismo muy fuerte".

Por su parte, la subsecretaria de la Congregación del Vaticano para los Institutos de Vida Consagrada y Sociedad de Vida Apostólica, Enriqueta Rosanna, ha preferido mirar con "esperanza" el futuro, "siempre teniendo un pie en el pasado" y confiando en los jóvenes como el "futuro de la Iglesia y la humanidad".

El secretario general para las monjas carmelitas, Karol Kraj, ha repasado estadísticamente la evolución de la orden y ha recordado cómo la orden arrancó en el convento de San José, de Ávila, en 1562 , para continuar por los de Alcalá de Henares -1563-, Medina del Campo -1567-, Malagón -1568- y Valladolid -1568-. Después llegó la expansión por Europa y el resto del mundo, hasta alcanzar en 1950 la cifra de 670 monasterios, que posteriormente se organizaron en asociaciones o federaciones.

La asociación más pequeña se encuentra en Venezuela, con dos federaciones, mientras que la más joven, con dos años, está en Portugal. Asimismo, ha comentado cómo entre 1950 y 2000 el número de monasterios descendió sobre todo en Europa, aunque países como Alemania, Suiza y Portugal tuvieron la evolución contraria.

_______________________________________________________________Subir al inicio Subir al inicio

12-02-09 - La junta destina 225.000 euros a la restauración del convento de las Carmelitas de Medina del Campo

El portavoz de la Junta, José Antonio de Santiago-Juárez.
El portavoz de la Junta, José Antonio de Santiago-Juárez

El Consejo de Gobierno de Castilla y León, reunido hoy en Valladolid, ha autorizado un gasto de 225.000 euros para la restauración de varios retablos y esculturas del convento de los Padres Carmelitas en Medina del Campo (Valladolid), han informado hoy fuentes del Gobierno regional.

La intervención consistirá en la limpieza del retablo mayor y de los laterales, donde también se aplicará un tratamiento preventivo contra los insectos, especialmente en algunas de las tallas del altar, caso de la Purísima Concepción y de San Firmo.

Se sellarán las grietas y se recuperará la policromía de las tallas, entre las que también figura la de San Antolín -patrón de Medina del Campo.

_______________________________________________________________Subir al inicio Subir al inicio

02-10-10 - Las carmelitas de Tordesillas se van a Medina por falta de vocaciones.

Hace 30 años que no reciben novicias y la más joven de las nueve monjas que ocupan el monasterio tiene 58 - LORENA SANCHO | TORDESILLAS.

Monasterio del Carmelo, que está a la venta. :: FRAN JIMÉNEZ
Monasterio del Carmelo, que está a la venta. :: FRAN JIMÉNEZ

Lo venían debatiendo desde el mes de noviembre del pasado año. Barajaron incluso la opción de solicitar monjas inmigrantes pero, tras sopesar ventajas e inconvenientes, han tomado una decisión que ya es firme. Las hermanas de las Madres Carmelitas cerrarán a finales de octubre el convento del Carmelo de Tordesillas para agruparse con las Carmelitas Descalzas de Medina del Campo. Así se lo comunicaron al Ayuntamiento de Tordesillas hace aproximadamente mes y medio y así lo confirmó ayer a este periódico la superiora del monasterio tordesillano, sor Consuelo.

La noticia, de la que los vecinos de la Villa del Tratado se venían haciendo eco en las últimas semanas, supondrá el abandono de esta orden de una localidad en la que desembarcaron hace 65 años. «Nos da mucha pena, lo abandonamos con dolor, pero seguimos el camino que nos va marcando Dios», aseveró sor Consuelo. Y en esta ocasión, el camino viene trazado por la falta de vocaciones y la avanzada edad de la mayor parte de las nueve hermanas que actualmente forman parte de la vida contemplativa de El Carmelo (la más joven tiene 58 años).

Hace más de 30 años que no reciben novicias y el futuro del convento quedaba en entredicho. «Podríamos seguir en Tordesillas, porque todavía trabajamos todas, pero es mejor solucionar las cosas a tiempo y no cuando estemos peor. Hemos estado mucho tiempo pensándolo, orándolo y al final hemos tomado esta decisión, aprobada por el superior de la Orden y por el Arzobispado», añadió sor Consuelo, quien dejó claro que no tienen ninguna queja del pueblo «pero cada vez iba a ser más difícil atender el convento, porque las edades avanzan».

La superiora, consciente de que la Iglesia atraviesa momentos de crisis vocacional, considera en cambio que sí existe vocación de vida contemplativa, «pero no para tantos conventos, así que es necesario suprimir». De ahí su decisión de agruparse con las Carmelitas del Convento de San José de Medina del Campo, que tiene una gran importancia para la comunidad porque fue el segundo que fundó Santa Teresa. «Y éste no queremos cerrarle, mientras que el de Tordesillas antes o después acabará cerrando, y ahora aún estamos bien para podernos ir todas juntas». El traslado se llevará a cabo a finales de octubre, aunque las hermanas ya han comenzado a enviar bienes personales a un monasterio con el que han mantenido una «muy buena relación» y donde les esperan otras 13 religiosas que harán que la liturgia cobre «más vida».

_______________________________________________________________Subir al inicio Subir al inicio

02-10-10 - El convento ya tiene posibles compradores y no se descarta un uso hotelero -

L. S. | TORDESILLAS

El convento del Carmelo de Cristo Rey, que encuentra sus orígenes en el reinado de Juan II, tiene ya posibles compradores que se han interesado en adquirirlo «sin apenas darle publicidad, para transformarlo en hotel o en otros usos que no han especificado», según manifestó sor Consuelo. Las hermanas, que aseguran no poder pedir mucho dinero por él «porque solo puede tener como uso un hotel, algo cultural o una residencia de ancianos», confían en alcanzar pronto un acuerdo de venta «porque los edificios grandes vacíos se estropean. Está en el centro de la villa, una parte muy silenciosa y con muchas cualidades», define la superiora, quien especificó que la iglesia, en cambio, pertenece al Arzobispado de Valladolid.

La alcaldesa de Tordesillas, María del Milagro Zarzuelo, mostró ayer su tristeza por la marcha de una comunidad «que tiene monjas de Tordesillas y que formaba parte del pueblo», aunque reconoció que la mayor parte de las hermanas son mayores «y mantener un monasterio así es muy costoso».

El monasterio de Cristo Rey, conocido como el del Carmelo, perteneció a la Orden de San Juan Bautista de Jerusalén, pero la congregación de sanjuanistas fue disminuyendo hasta el año 1945, que toma nueva vida gracias a la llegada de hermanas carmelitas.

Con su cierre, la orden de las Carmelitas Descalzas mantendrá cuatro conventos en la provincia: los de la Concepción del Carmen y Corazón de Jesús y San José en Valladolid; el del Sagrado Corazón de Jesús en Villagarcía de Campos; y el de San José de Medina del Campo.

_______________________________________________________________Subir al inicio Subir al inicio

11-10-10 - La falta de religiosas está detrás de las últimas marchas de comunidades en la provincia-

L. S. |VALLADOLID

«Ante la gran crisis de vocaciones que vive la Iglesia, los jóvenes no pueden decir qué pena ante la marcha de una comunidad, si no que deben revisar en lo más profundo de su vida y pensar si no tenían que ser los jóvenes los sucesores de esas Hijas de la Caridad que abandonan Rioseco». Estas son las palabras con las que el cardenal Carlos Amigo se pronunció en declaraciones a EL NORTE DE CASTILLA acerca de la escasez vocacional que sufren las comunidades religiosas y que ha impulsado a algunas de ellas a abandonar sus casas o conventos en la provincia. Las últimas en hacerlo han sido las Hijas de la Caridad de la residencia Santa Anta y Sancti Spíritus de Medina de Rioseco, que a lo largo del mes de octubre dejarán de forma escalonada el antiguo asilo del que se hicieron cargo en 1881. Una semana después de que el arzobispo de Valladolid oficiara la misa de despedida de estas monjas, se conocía una nueva marcha. En este caso son las carmelitas descalzas de Tordesillas, que se fusionarán con las de su misma orden en Medina del Campo ante la sequía vocacional que padecen. La fusión de las clarisas de Peñafiel con las de Santa Clara en Valladolid y la marcha de las carmelitas de Rioseco precedió hace unos años los casos actuales.

_______________________________________________________________Subir al inicio Subir al inicio

11-10-10 -Las comunidades religiosas tienen cerca de un 20% de hermanas inmigrantes

Las escasez de vocaciones empuja a traer monjas de otros países para evitar el cierre -

LORENA SANCHO | VALLADOLID.

Ocho de las nueve hermanas de la comunidad de Santa Clara en Medina de Rioseco. :: LORENA SANCHO
Ocho de las nueve hermanas de la comunidad de Santa Clara en Medina de Rioseco. :: LORENA SANCHO
Sor Esther, sor Teresa y sor Rosa, las tres hermanas de Kenia de las clarisas de Rioseco. :: L. S.
Sor Esther, sor Teresa y sor Rosa, las tres hermanas de Kenia de las clarisas de Rioseco. :: L. S.

Sor Esther, Sor Teresa y Sor Rosa, de 24, 23 y 22 años, respectivamente, han visto en Medina de Rioseco la nieve por primera vez en su vida. Nacieron en Kenia y hace poco más de un año que llegaron a la Ciudad de los Almirantes para atender el SOS que lanzaban las hermanas clarisas ante la ausencia de novicias. Sor María Reyna y sor María José, de 31 y 42 años, hicieron hace seis años lo propio desde su México natal. Todas ellas representan el 55% de las miembros de la comunidad de Santa Clara en Rioseco, es decir, que de las nueve religiosas que habitan el cenobio, cinco son inmigrantes. «Había que hacer algo porque veíamos que, si no, el convento se cerraba», dice sor Piedad, natural de Villafrechós. Y así fue. Hace unos años tomaron el listín de contacto con todos los monasterios de clausura del mundo y empezaron a llamar. «Contactamos con Ecuador, Colombia, Perú y México y hace dos años, a través de las clarisas de Sevilla, cuya abadesa es de Peñafiel, nos ofrecieron la posibilidad de traer tres kenianas y ahora, por lo menos, nos mantenemos», añade esta religiosa vallisoletana, quien avanza además que se encuentran a la espera de que lleguen tres nuevas hermanas de Tanzania.

El suyo no es un caso aislado en la provincia. La incertidumbre que acecha el futuro de algunos de los treinta conventos que mantienen viva la vida contemplativa en Valladolid empuja desde hace años a algunas comunidades a incorporar religiosas extranjeras. En concreto, según los datos que maneja el delegado de Contemplativas en la Diócesis de Valladolid, Vicente Vara, de las alrededor de 360 religiosas que existen en los conventos de Valladolid «unas setenta» son naturales de otros países, «principalmente de la India y de Hispanoamérica, porque suelen venir a través de misioneros que las preparan para que vengan a España», sostiene Vara. El delegado de Contemplativas reconoce así que existen algunas comunidades de la provincia «que están en precario» y que se ven obligadas a fusionarse (como el reciente caso de las Carmelitas de Tordesillas), aunque destaca que hay dos conventos que aún tienen bastantes miembros; las dominicas de Olmedo y las clarisas de Cigales. «¿El futuro? Pues nunca sabemos. La sociedad actual no está muy católica y la familia está disgregada, pero estas son cosas del Señor», resume el delegado de Contemplativas.

Nuevas monjas

El monasterio de las clarisas de Cigales es, efectivamente, uno de los más poblados de cuantos existen en la provincia y, a su vez, uno de los más atípicos. Llegaron en 1973 desde la Universidad Laboral de Gijón y actualmente, ante el considerable número de hermanas que convivían en los muros del Monasterio Sagrado Corazón, algunas han optado por marcharse para ayudar a otros conventos escasos de personal. Ahora se mantiene con 39 religiosas, todas españolas (principalmente castellanas, gallegas y asturianas), aunque la abadesa, sor Isabel, advierte de que hace al menos 17 años que no llega ninguna novicia y que la edad media de las hermanas supera con creces los cincuenta años. «No tenemos novicias ni vocaciones y la comunidad va disminuyendo porque algunas han fallecido y otras se han marchado, pero el futuro está en manos de Dios, hay que ponerlo en manos de la providencia», se limita a decir.

Las que miran el futuro con mayor optimismo son las trinitarias del Convento de Nuestra Señora del Remedio de Fuensaldaña. Seis de las diez hermanas proceden de la India y se encuentran a la espera de recibir nuevas religiosas hindúes y alguna más española. «Como nuestros padres están en la India desde el siglo XVI tenemos vocaciones de allí. Una lleva con nosotras quince años; dos, trece, y las últimas, más de ocho», dice la superiora.

Formación costosa

La realidad, en cambio, se acerca más a la falta de vocaciones que a la incorporación de hermanas. Las dominicas de Medina del Campo, por ejemplo, ansían sin éxito la llegada de nuevas monjas que aseguren un relevo para las catorce religiosas -una de ellas peruana- que mantienen con vida un monasterio donde su orden desembarcó en el siglo XV. «Lo que queremos es que vengan novicias porque, salvo la hermana peruana, que tiene 40 años, todas somos muy mayores», dice sor Isabel, la superiora, quien, en cambio, considera que la llegada de religiosas de otros países no es la mejor solución. «Tenemos distinta mentalidad y no sé si se llegan a adaptar», dice.

Con la misma incertidumbre aborda la llegada de inmigrantes la superiora del Monasterio de Santa Clara de Villafrechós, sor María. Donde llegó a haber 66 religiosas en el siglo XVII, quedan tan solo seis, una de ellas de Perú, que viven con la esperanza «de que toque el amor de Dios en los corazones de los jóvenes». Y ante el reducido número de hermanas, y pese a que una de ellas es de otro país, sor María no acaba de ver la incorporación de monjas de fuera. «Estamos viendo que muchas vienen y no perseveran», dice, a lo que añade que «en la vida contemplativa se necesita una vocación muy especial».

Las clarisas de Rioseco tienen claro que la mejor forma de adaptación a la Tierra de Campos es la formación. Desde la llegada de las tres novicias de Kenia, la comunidad costea con su trabajo (lavan y planchan para un centro de turismo rural y tienen un albergue de peregrinos) un profesor de español. «Aquí hace mucho frío», pronuncia en español sor Rosa. Su intención, de momento, es seguir aquí. Las mexicanas sor María Reyna y sor María José tienen claro que están en las manos de Dios. «Primero los españoles fueron allí a evangelizar y ahora nosotras venimos aquí».

_______________________________________________________________Subir al inicio Subir al inicio

28-10-10 - Arzobispo Valladolid oficia misa despedida para Carmelitas de Tordesillas

Valladolid, 27 oct (EFE).- El arzobispo de Valladolid, Ricardo Blázquez, ha oficiado esta tarde en Tordesillas una misa para despedir a las monjas Carmelitas que, después de 70 años en la localidad, han decidido abandonar el convento del Carmelo de Cristo Rey para trasladarse al de San José del Carmen en Medina del Campo.

Esta decisión ha supuesto un "duro golpe" para las monjas Carmelitas de Tordesillas, ya que "muchas incluso tienen familia allí" y, además, "tratándose de una congregación contemplativa, el traslado supone un paso muy fuerte y algo muy doloroso", según han indicado a Efe fuentes eclesiásticas.

Curiosamente, esta orden religiosa regresará, 65 años después, a la que fue su matriz, ya que las Carmelitas de Tordesillas fueron fundadas un 24 de junio de 1945 por monjas de Medina y de Málaga bajo el arzobispado de Antonio García, si bien ya no vive ninguna de aquellas fundadoras.

En la actualidad el Convento del Carmelo de Cristo Rey cuenta con nueve monjas que, desde el 29 de octubre, pasarán a formar parte del Convento del Carmelo de San José, en Medina del Campo, donde residen trece religiosas.

La decisión del cierre del monasterio y de la fusión con las Carmelitas de Medina se ha producido por unanimidad entre las monjas tordesillanas, tras ser planteado el problema por la priora, sor Consuelo, ante la ausencia de novicias y la avanzada edad de sus miembros -la más joven tiene 58 años-.

Esa elección fue trasladada al Arzobispado de Valladolid, que la aceptó, y a la Santa Sede que, a través de un bulo, reconoció la fusión de las dos congregaciones en una sola.

Para Tordesillas supone "una pérdida espiritual", tal y como reconociera la alcaldesa, Marlines Zarzuelo, quien ya conocía la situación del convento hace varios meses y la posibilidad de que se cerrara, aunque aún no se sabe si pasará a otra congregación o será vendido.

Hoy las monjas Carmelitas de Tordesillas han escuchado una misa de despedida, pero el día 31 recibirán un oficio de bienvenida en su nuevo convento, donde tendrán los mismos derechos y obligaciones que el resto de sus compañeras, guiadas por la priora María Jesús, para las que la llegada de nuevas hermanas supondrá un importante revulsivo. EFE 1010588

_______________________________________________________________Subir al inicio Subir al inicio

13-10-13 - «Nuestros muros son de cristal, vivimos abiertas al mundo»

Dos días antes de la celebración de la fiesta de Santa Teresa, cuatro carmelitas descalzas de Castilla y León narran para El Norte el día a día en sus conventos

FRANCISCO GÓMEZ | SALAMANCA

La Madre María Teresa muestra la verja a través de la cual conversaban Santa Teresa de Jesús y San Juan de la Cruz en el convento de Medina del Campo. :: fran jiménez
La Madre María Teresa muestra la verja a través de la cual conversaban Santa Teresa de Jesús y San Juan de la Cruz en el convento de Medina del Campo. :: fran jiménez

Es posible que suene una campana, sin mucha pretenciosidad. Quizá sean dos. Hay tarea. En el convento de San José, en Toro, casi siempre hay algo que hacer. Desde su fundación en 1619 en este recinto carmelita siempre ha habido al menos una monja para mantener en pie la obra y el mensaje de Santa Teresa de Jesús.

Hoy tampoco es una excepción en esa larga continuidad histórica. Si traspasáramos las paredes del convento quizá nos impactara el silencio, denso pero no incómodo. O quizá nos cruzáramos con la madre Inés en su eterno recorrido de aquí a allá trasplantando algún brote o corrigiendo un pequeño detalle del jardín. O nos sorprenderíamos con los magníficos arreglos de la hermana Juana, que igual forra un breviario de papel de periódico, que lleva un cordón multicolor para las gafas, que pone un volante a un hábito que le quedaba corto. O quizá viéramos a la hermana Ana regateando al teléfono el precio de un pedido de pastas salidas del obrador del convento. Incluso, con suerte, podríamos sorprender a la madre Irene en un momento de recreación imitando a alguna de sus hermanas.

No es la imagen más extendida de la vida en un convento de clausura en cualquier rincón de Castilla y León y, sin embargo, es la que más se acerca a la realidad. En total, en la comunidad 'sobreviven' 25 conventos de carmelitas descalzas, integrados por comunidades muy heterogéneas y en la mayoría de los casos con una media de edad avanzada. Dentro de paredes históricas habitan en pleno siglo XXI personas que han decidido dedicar su vida a la oración en clausura. Lo hacen sin tener la sensación de ser una rareza y solicitando comprensión para un papel social que todavía creen relevante.

María Teresa González ingresó en las carmelitas descalzas de Medina del Campo hace casi medio siglo. En ese tiempo casi todo ha cambiado tanto dentro como fuera del convento, salvo una cosa: «Aquí se percibe un amor muy grande de Dios que se vuelca en nuestro día a día».

Cuarenta y ocho años después de haber cruzado las puertas del convento de San José del Carmen para no volver a salir, la madre María Teresa recuerda nítidamente cómo fueron aquellos momentos previos a su entrada en clausura. «Yo no era nada beata, era muy presumida y algunos decían que no iba a durar ni una semana, otros se preguntaban qué me habría pasado para tomar esta decisión», recuerda la religiosa, quien afirma que «después nadie puede dudar de que aquella felicidad con la que entré entonces se ha ido multiplicando porque es más profunda; es la felicidad de estar en un sitio donde Dios te quiere».

En Toro, Irene de María recuerda su entrada al convento con 19 años. «No fue traumático porque desde que vi un recorte de periódico sobre la serie de Teresa de Jesús en la televisión, cuando tenía 12 años, tuve claro que algún día sería una monja carmelita y llegado el momento no me costó nada decidirme».

Eso sí, reconoce que ni entonces –hace 23 años– ni ahora, la mayor parte de la sociedad acaba de comprender del todo el modo de vida que ella eligió. «Es normal que haya mucha gente para la que nuestra vida sea un interrogante, porque esta elección de una vida sencilla y escondida o se entiende desde la fe o no se entiende».

«Tiene sentido»

En el recogido convento de San José de Cabrerizos (Salamanca), que mantiene viva la llama de la séptima fundación teresiana, la madre Luz María de Jesús recuerda que cuando hace 20 años decidió atravesar las paredes del monasterio lo hacía bajo la convicción de que el modo de vida contemplativo «tiene sentido ahora y siempre porque nos mueve el deseo de entregar la vida a los demás a través de la oración, porque en el fondo nuestra vida no es solo algo personal y propio, sino también algo con sentido colectivo».

Palabras que podrían encontrarse seguramente en el sustrato de cualquier conversación en los cuatro siglos de reforma teresiana. Sin embargo, del siglo XVI para acá, los conventos han cambiado, y mucho, y de manera especial en las últimas décadas. Ahora se trabaja más hacia fuera (aunque ya en las 'Constituciones' la Santa escribió en 1567 que «cada una procure trabajar para mantener a sus hermanas») y las comunidades se han vuelto más diversas e internacionales.

En Salamanca se restauran libros, en Medina del Campo se realizan encuadernaciones y en Toro se ha recuperado la tradición repostera como posible fuente de ingresos. En este último convento vive Rosario Lucas, quien explica que «seguramente hemos pasado de la rigidez de la ley a la humanización del carisma, que es lo que realmente quería la Santa, y eso nos acerca mucho más a lo que nos rodea».

María Teresa González señala que seguramente sea difícil de explicar para alguien de fuera que «estamos encerradas dentro de unas paredes pero abiertas a Dios, conectadas así al mundo para lo que necesite toda la humanidad». Así, esta monja de Medina del Campo recuerda cómo su comunidad vivía con enorme dolor tragedias como el accidente ferroviario de Santiago o el reciente brutal naufragio de Lampedusa. «En nuestro silencio oímos lo que pasa afuera y desde aquí tratamos de interceder por todos».

Como si continuara el hilo de la conversación, la madre Rosario sintetiza su vida afirmando que «nuestros muros son de cristal, vivimos abiertas al mundo y para el mundo porque nada de lo que preocupa a los que nos rodean a nosotras nos es ajeno».

Los cambios actuales

La tecnología, los nuevos medios, las mejoras arquitectónicas para ir haciendo habitables los edificios han cambiado casi todo pero a juicio de las carmelitas de hoy no han cambiado en realidad casi nada. «Nuestra vida sigue dando muestra del valor de Teresa de Jesús, una persona que, usando sus propias palabras, nos sigue engolosinando», sostiene Irene de María.

Preceptos de la Santa abulense que marcan una convivencia basada en la austeridad, la sencillez, la amistad y la cercanía. «Seguramente, si alguien nos viera dentro del convento le sorprendería comprender que nosotras no estamos recluidas, que nuestra vida no es triste, que vivimos en un sonoro silencio lleno de alegría», afirma la madre Luz María.

Quizá entroncando con los últimos mensajes del papa Francisco –cuya elección ha resultado «felicísima» para las monjas del Carmelo–, la palabra alegría se repite en todas las conversaciones. «Nuestro convento no es un purgatorio, es un sitio donde las 22 hermanas notamos que nos une por dentro un lazo muy fuerte con Dios y eso nos llena de una alegría intensa», asegura la madre María Teresa.

«Tenemos una alegría muy sana, nos reímos por cualquier cosa», afirma Irene de María desde el convento de Toro, seguramente porque, como confirma la madre Rosario, «al contrario de este mundo en el que cada uno va a los suyo, aquí realmente todas somos una familia».

Son monjas carmelitas hoy, «gente normal» que un día antepuso su fe para salirse del carril fijado. Mujeres que hablan con palabras claras y que, con una sonrisa, mantienen viva la revolución de Teresa a la que el mundo entero recordará pasado mañana, 15 de octubre, festividad de la mística abulense.

_______________________________________________________________Subir al inicio Subir al inicio

08-07-14 - Firma convenio de colaboración y apertura pública para visitas guiadas

Firma Convenio
Firma convenio de colaboración y apertura pública para visitas guiadas entre la Alcaldesa y la Madre Priora del Monasterio de San Josér de Carmelitas Descalzas de Medina del Campo

Ayer , 7 de julio de 2014, la Alcaldesa de Medina del Campo y la Madre Priora del monasterio de San José de Carmelitas Descalzas, firmaron un convenio de colaboración para la apertura al público, en vistas guiadas, de la zona histórica del convento que corresponde a las estancias donde tuvo lugar la segunda fundación de Santa Teresa. Dicho convenio se enmarca dentro de las próximas celebraciones que van a realizarse con motivo del Quinto Centenario del nacimiento de Santa Teresa de Jesús.

_______________________________________________________________Subir al inicio Subir al inicio

17-07-14 - Medina del Campo se suma a los actos de V Centenario de Santa Teresa con la apertura al público de parte del convento de San José.

Miriam Chacón /ICAL - V Centenario de Santa Teresa en Medina del Campo
Miriam Chacón /ICAL - V Centenario de Santa Teresa en Medina del Campo

ICAL - El Museo de las Ferias acogerá a partir de octubre una muestra dedicada al encuentro de entre el trascendental encuentro entre la mística abulense y San Juan de la Cruz

La apertura al público de parte del convento carmelita de San José y una exposición dedicada al encuentro entre Santa Teresa de Jesús y San Juan de la Cruz, que tuvo lugar en octubre de 1567 y que resultó fundamental para el futuro de la reforma carmelita impulsada por ambos, son los principales actos con los que Medina del Campo (Valladolid) conmemorará el V Centenario del Nacimiento de Santa Teresa de Jesús.

Foto Galerías: Los rincones de Santa Teresa

Presentación de los actos del V Centenario de Santa Teresa de Jesús en Medina del Campo.

_______________________________________________________________Subir al inicio Subir al inicio

18-07-14 - La segunda fundación de Santa Teresa, abierta al público en el V Centenario.

Segunda fundación
(I-D) Luis Sanz Argüello, vicario general de la Archidiócesis de Valladolid; José Ramón Alonso, director general de Políticas Culturales de la Junta de Castilla y León; Teresa López, alcaldesa de Medina del Campo(Valladolid) y Jesús Julio Carnero, presidente de la Diputación de Valladolid, en la presentación de las actividades realizadas en Medina del Campo, con motivo de la celebración del V Centenario del nacimiento deSanta Teresa de Jesús. EFE

(EFE).- La localidad vallisoletana de Medina del Campo ha abierto al público los espacios originales del Monasterio de San José de Carmelitas Descalzas, la segunda fundación de Santa Teresa, con motivo de la celebración del quinto entenario de su nacimiento.

Entre otras estancias, los visitantes podrán ver el museo teresiano, en el que se reúnen obras artísticas, enseres personales y reliquias de Santa TeresaSan Juan de la Cruz o el locutorio antiguo, espacio original en el que se produjo el encuentro entre los dos santos carmelitas, trascendental para la futura expansión del Carmelo reformado.

También se podrá contemplar el patio porticado y el "corredor de la Santa"; dos celdas del convento primitivo, intactas desde los tiempos de la fundación del Monasterio, en 1567; la celda original de Santa Teresa, reconvertida en capilla oratorio en 1682 y la iglesia conventual, construida entre 1596 y 1603.

La apertura al público de esas estancias se ha inaugurado hoy en un acto en el que han participado el vicario general de la Archidiócesis de Valladolid, Luis Sanz; el padre provincial de los Carmelitas Descalzos, Miguel Márquez, y el director general de Políticas Culturales de la Junta de Castilla y León, José Ramón Alonso, entre otros asistentes.

Alonso ha destacado en su intervención la importancia de la apertura al público de los espacios que habitó Santa Teresa, "una de las figuras cruciales, no sólo del siglo XVI, sino del siglo XXI, ya que su compromiso social, su valentía y su sensibilidad son más necesarios que nunca".

"Estas estancias nos permitirán acercarnos a la figura de Santa Teresa, que visitó Medina del Campo en 13 ocasiones, y de San Juan de la Cruz, con quien se encontró en estos mismos espacios para realizar la segunda fundación de los Carmelitas, para bosquejar su figura y su voz y su aventura espiritual", ha añadido.

Las intervenciones realizadas en el monasterio han sido "mínimas", tal y como ha explicado, y han sido posibles gracias a la colaboración de la Junta de Castilla y León, de la Diputación de Valladolid y del Ayuntamiento de Medina, cuya alcaldesa, Teresa López, ha recordado la vinculación entre la localidad y la Santa.

"Medina quiere tener un papel protagonista en las celebraciones que van a conmemorar el quinto centenario del nacimiento de Santa Teresa y lo va a hacer a través de dos grandes actuaciones: la apertura de los espacios originales donde realiza su segunda fundación y una gran exposición" en otoño, ha explicado López.

_______________________________________________________________Subir al inicio Subir al inicio


Esta pagina está en constante actualización, diseñada para visualizar en 800 x 600 y superior, mantenida por Juan Antonio del Sol Hernández - MEDINA DEL CAMPO, -- Teléf. 696 42 68 94 -- Última modificación: 2002-2013